Páginas vistas en total

domingo, 25 de mayo de 2014

72 horas

  Esperar un mensaje y verte de nuevo no es lo que tenía planeado para mí. Sé que me tengo que marcar un punto y aparte con esto, porque no es sano, no es manera de vivir, ni de avanzar, ni tampoco de ser feliz, y jolín....., porque creo que no me lo merezco. 

  Pero es muy difícil decirte: "¡Ya basta! ¡Ya no hablaremos más! ¡Ya no te quiero ver cada día!", porque la realidad es que, tristemente y a mi pesar, yo sí quiero hablarte, verte, mirarte, disfrutarte de esa manera que tú me ofreces.

  Odio tener y sentir esta dependencia, odio que me digas que no me entiendes, aunque pienso que es lo más fácil que quieres decir porque no sepas que hacer. Pero sabes que yo me siento bien contigo y quiero que lo sepas; si no hablamos me siento rara, y quiero que también lo sepas; si no te veo me falta algo, y me gustaría decírtelo en "tu idioma" (como siempre me reclamas), pero yo creo que sí lo hago, creo que es muy fácil entenderme después de todo lo que sabes.

  Siento celos por ti, por esos mensajes que recibes, por esas personas con las que hablas, por esos "me gusta" de facebook; ¿qué es lo que pinto yo? Seguramente nada, pero a veces parece que sí, al menos así lo veo yo, aunque quizá es porque quiero que así sea.

  Pero a veces no hace falta decir nada para decirlo todo. Basta con mirar detenidamente a los ojos para descubrir eso que las palabras no saben o no pueden expresar, eso que todos sí entienden y no es necesario aclarar. Sólo tienes que observar bien, disfrutar y dejarte sorprender.

     Io*


No hay comentarios:

Publicar un comentario