Páginas vistas en total

viernes, 16 de diciembre de 2011



NO HAY MAS

Mil veces me pregunto y mil veces no obtengo repuesta. No termino de entender que me está pasando, no sé si he perdido el norte, si me he acomodado, o realmente estoy tan enamorada, que el sentimiento es más fuerte que yo y no me deja ver más allá de mis narices.

Últimamente siento que he perdido mi voluntad, mi palabra, mis principios…. Estoy acudiendo a aquello que siempre he criticado, y lo peor de todo, es que no me importa. No me arrepiento, es fuerte decirlo, pero es así, no me arrepiento en absoluto.

Todo lo que hago, lo hago pensando en ti, todo lo que digo, lo digo por ti, todo lo que siento...Dios!!! Me estremezco tan solo en pensar en ti, en imaginarme cerca de ti, volver a sentir ese olor, ese aliento susurrándome al oído…

No sé si estoy loca, si sigo aferrándome a un imposible, si me gusta vivir de mis recuerdos, si todo es producto de mi imaginación, si he visto tantas películas que me he montado la mía propia, no lo sé… Lo único que sé, es que te quiero, que me muero tan solo en pensar que hace más dos meses que no te veo, que alguien te pueda querer más de lo yo lo hago, que tu corazón empiece a latir con fuerza por otra mujer, que ya no me consideres tu amiga, que no me veas como algo tuyo.

A pesar que me he prometido una y mil veces que te dejaría ir, que se terminó, que no habrá más, que no merece la pena, no puedo…He luchado hasta la saciedad por intentar sacarte de mi cabeza, pero no puedo y no quiero. Me gusta quererte, me gusta pensar que quizás algún día cambiaras de opinión, que volveré a ser tú única opción, que me dejaras cuidarte y darte todo lo que llevo dentro.

Me aterra pensar que pasará cuando ya no sienta nada, cuando tu presencia pase impasible ante mí, cuando tu voz ya no me ponga nerviosa, cuando tus recuerdos solo sean eso, recuerdos.
Realmente merece la pena vivir esta angustia, esta ilusión y desilusión constante, esa añoranza que me desgarra por dentro.
Cuando es el momento de decir BASTA!!! Lo busco pero no lo encuentro, no encuentro ese momento de romper con todo, de decir se terminó, de volver a vivir nuevas ilusiones y esperanzas, de volver a pensar en mí, de decirte adiós. No puedo, pero tengo que poder hacerlo, esto no es vida, ni para mí, ni para nadie. No merezco vivir esta angustia constante que no me deja respirar, este anhelo que no me deje vivir, necesito y quiero ser feliz.
Me esfuerzo por aparentar normalidad, me hago la valiente ante todos, pero no es así, soy frágil como el cristal, débil como un pajarillo indefenso. Me aterra la soledad, me da miedo pensar que jamás voy a vivir ese amor que mueve montañas, ese amor que cura a la humanidad, ese amor que te da la vida. Necesito a alguien que me quiera, por lo que soy, por como soy, que yo sea su puerto y el mi ancla, que sea mi todo, mi vida, mi aliento. Te necesito tanto, mi corazón me sigue gritando que eres tú, pero mi razón se niega a creerlo.

Me cuesta creer como un sentimiento tan puro, tan grande, puede ser a la vez tan increíblemente doloroso.
Lucho cada día por sentirme bien, por ser feliz, pero la dura y triste realidad es que no lo soy, porque no te tengo.

Me he convertido en ese jinete de la amargura, que cabalga día y noche, entre luces y sombras, por mantener enarbolada la bandera del amor, la bandera de la ilusión y la esperanza.
Esperanza es lo que tengo y esperanza es lo que quiero…Quizás me equivoque o esté perdiendo el tiempo, pero si algo me ha enseñado la vida, es que hay que serle fiel a lo que uno siente, quizás me caiga, pero soy lo suficientemente fuerte para levantarme y seguir
soñando.
Murron *

1 comentario:

  1. Claro que síiiiiiiii.Yo cabalgaré a tu lado lo que haga falta portando esa bandera para encumbrar el pico más alto y difícil de coronar. Suerte....

    ResponderEliminar