Páginas vistas en total

martes, 27 de octubre de 2015

Pensar en ti..., amigo, enemigo o nada.........

Pensar en ti, es buscar mil respuestas a todas mis preguntas, es querer encontrarme cara a cara frente a ti, despertar cada mañana y darte un buenos días, sólo a ti.

Pero ya no; ya no buscaré más respuestas; aunque quiera verte sé que no podré tenerte y duele saber que todo ha terminado. ¿Qué quieres? Yo siento que ya no tengo fuerzas para aguantar más, no tengo palabras para rebatir contigo (y mira que soy habladora); ya no seremos......., eh

Creo que he sido valiente contigo y con esta situación, aunque para nada lo soy; quizá haya sido imprudente con mis palabras, pero te puedo jurar que no esperaba verme así. Será difícil no pensarte, no hablarte, no verte, cuando en realidad si te me acercas mi cuerpo lo celebra. No debería haber querido saber tanto ni contarte tanto. Quererte como yo quisiera hacerlo me está costando la vida; siempre que yo te pienso....., tú olvidas, pero no puedo cambiar lo que siento, no puedo elegir.

Ahora, cada uno por su lado, un "te extraño" sin voz (de éso me costará desprenderme, seguro). Siento dolor porque no he estado contigo, porque no te he probado, saboreado, disfrutado, porque me quedo con las ganas, y si no he sabido decirlo bien, espero y deseo que no me guardes rencor, porque cualquier cosa que intente es una locura.

Acuérdate, si quieres, de todo lo que nos hemos dicho, aunque para ti haya sido broma, para mi no; TODO lo dije de verdad, recuerda que yo no digo por decir.

¿Qué haré ahora con este vacío? ¿Qué hablaré si no es contigo? Hablar de ti es lo único que no podrás limitarme. Extraño cómo solían ser las cosas antes. Si tú me hablabas, era feliz, soy feliz. Pero no me necesitas, y yo no debería necesitar a alguien que no me necesite a mí, porque es duro fingir amistar cuando sientes algo más. Quizá mi amor no sea el mejor, por ser celoso y algo loco, pero es sincero, grande y……era para ti.

Me has descuidado. Me has demostrado tu apatía y falta de empatía, me has gritado con silencios que no soy nada en tu vida. ¿Te acuerdas hace unos meses? Claro, pero te demostré mi cariño, viste que iba en serio y se acabó.

Algún día mi corazón volverá a bombear confetti, espero; sea como sea, está claro que si tuviese la mitad de tu frialdad sería el triple de fuerte que tú. Todos hemos tenido alguna vez a alguien con quien hablábamos día, tarde y noche y hoy ya ni hablamos. Pero cuando no sabes qué lugar ocupas en la vida de alguien, lo más correcto es no ocupar ninguno. Que yo hable cuando quiera y tú cuando puedas no es equitativo, no es justo, no es lo que busco y no sé si es lo que merezco.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches………; supongo que ya no importa si quieres ser mi amigo, mi enemigo o nada…..


    Io*

No hay comentarios:

Publicar un comentario