Páginas vistas en total

domingo, 20 de diciembre de 2015

20D

Mis palabras, mi afán de decir las cosas como las siento, son algo que he aprendido hace relativamente poco tiempo, pero que ahora no puedo dejar de practicar. Tengo la necesidad constante de expresar lo que siento, lo que me provocan, y claro, especialmente tú. Quizá mis palabras sean imprudentes a menudo, pero .........qué hago? En verdad no esperaba verme así.

Me acerco lentamente sabiendo cuál será la respuesta y voy sin saber qué encontraré...........; qué difícil es confesar lo que alguien te hace sentir! Sé que me porto mal, sobre todo cuando estoy inquieta, pero mis besos son sólo tuyos, aunque beses a otra.

Hola, buenos días de domingo para ti! Sí, únicamente para ti. Hoy te vi temprano, tan.....diferente, tan sexy, pero que ironía: estoy siendo "ignorada" por la persona a la que le pongo más atención. Ver que te da igual que haya cosas que yo quiera saber es lo que más me machaca.

Es cierto que uno de los errores más comunes es suponer en lugar de preguntar; y tú me lo has reprochado muchas veces, o me equivoco? Por éso pregunto, por éso. Pero es todo muy contradictorio, o quizá realmente sea que yo sí soy muy torpe; todo el día no o todos los días no? He ahí otra gran duda mía. Estás cansado o aburrido, pero no quieres hacer game over??? 

Tú sabes que un mensaje de buenos días aumente la dopamina del receptor produciendo una reacción química que cambia su estado de ánimo??? A mí me encanta decírtelo. Pero sabes, mis testamentos son sinceros. Sí que deseo que podamos volver a hablar de cualquier cosa, lo que sea, sin tensiones, sin aburrimientos, y que pueda o me permitas ir a "molestarte" un ratito, aunque no esté bien visto.

Tenemos la mala costumbre de no mostrar lo que sentimos a los que tenemos cerca, de perder el tiempo. Hoy, yo, te daría los besos que por tonta no me atreví, las caricias que ahogué, te las daría antes de que el tiempo me aparte definitivamente de ti. Hoy mis ojos se encendieron, hoy mi corazón ha acompañado hasta mi cara lo que te esconde para ver si puedes leerlo. Aún tengo la puerta entreabierta para ti, a cambio de nada. 

Y qué? si el quererte me cuesta la vida, si siempre te pienso, si sé que probarte sería un acto suicida,........ Mi anhelo es tu boca prohibida, y qué? prefiero arrepentirme a quedarme con las ganas.

Hay cosas que no se eligen.

    Io*

martes, 15 de diciembre de 2015

A ti

Hola, me lees??? Sí, es a ti que estás al otro lado de la pantalla. No creas que es para otro, no hay ningún otro. Me refiero a ti. Ésto es para ti.

No, no me parece normal todo ésto; en realidad ha superado todas mis expectativas y lo digo totalmente en serio, pero qué otra cosa puedo hacer ya?  Me encantas, sí, así sin más.

En realidad no nos conocemos, pero da igual. Sé que existes y que me gustas mucho. Sé que me lees, lo veo cuando compruebo el doble check azul. Es una locura, probablemente, pero sé que podríamos vivir una vida junto. Felices.

Cada día que te veo, que te saludo, me siento más insegura, más confundida, y quizá no éso no te guste, pero en algunas ocasiones las personas inseguras esconden los mejores tesoros.

Pero volvamos a lo nuestro, bueno mejor dicho a lo mío. Estoy muy pillada aunque hagas como que no lo sabes. Pero si tuviese un papel delante, lo firmaría para que fueses el padre de mis hijos, así de fácil.

Sí, estarás ahora trabajando, quizá pensando en que todo ésto es muy fuerte, muy extraño o incluso que estoy medio loca. Dices que te quita energía esta situación, a mí también. Tengo tantas preguntas y dudas, que todas se me agolpan en la cabeza y las suelto así......., quizá de forma equivocada, pero recuerda......., alguna vez ya dije que yo no digo por decir. He intentado ser clara, concisa, concreta y explícita para que me entendieses, lo he intentado. Igual piensas que ésto se lo digo a todos, pero te equivocas.

Podría decirte que he buscado y que cuando he encontrado........es tarde, tan tarde. Y parece que hay poco que pueda hacer, porque aunque te veo y sé que estás ahí, no tengo nada que hacer contigo, no me quieres a tu lado y aunque no lo digas yo sé que lo que éso mismo que te pregunto tantas veces es lo que prefieres, pero no entiendo por qué extraña razón no me lo confirmas y zanjamos la conversación.

No quiero que estés enfadado, te pido mil disculpas si yo soy la causa. Quizá algún día nuestros caminos se crucen de nuevo y recuperemos ese feeling que tanto echo de menos. Pero no diremos nada, no hará falta, me conformaré con una mirada robada, o clandestina, como clandestino es mi cariño hacia ti. Y no me atrevo a decírtelo.

Resulta que el mundo es muy grande y yo me siento muy pequeña. No quiero tener que verte y hacer como si nada, como si no hubiésemos compartido nunca ni un café. Quizá no haya tenido más agallas, porque a pesar que saber que era arriesgado, una locura, o llámalo como quieras, he insistido hasta la saciedad, hasta llegar a ésto, a sentirte lejos, muy lejos.

No te conozco de nada, pero siempre quiero que lo sepas, porque te aprecio, porque yo sí te tengo confianza, porque he aprendido a quererte y a extrañarte, mucho. Y no me he olvido de todas y cada una de nuestras conversaciones, de todo lo que has llegado a decir (aunque dijeses que era de broma, seguro???????). Y sí, seré una tonta, pero sigo esperando, porque si hay próxima.......no te escapas.

    Io*

lunes, 30 de noviembre de 2015

No te quedes con las ganas

Cuando sientes que no tienes tema de conversación, pero aún así quieres seguir hablando con alguien, preguntas cualquier tontería......, cualquier tontería; éso es lo que me pasa a mí, verdad? Pero no sé que es lo que puedo decirte para que no me llames pesada. Pesada!!!!

Que te extraño es en serio, no lo digo por decir aunque te lo haya repetido en miles de ocasiones. A ésto es a lo que te refieres con lo de "repetir las cosas un montón de veces"? Déjame decirte que el cariño y las ganas no entienden ni de excusas ni de tiempo. Dijiste que podría hablar lo que quisiera, pero en realidad eso no es cierto.

Desearía que todo fluyese como antes, pero supongo que haber cruzado la línea lo hace todo distinto. Es una pena pena que me gustes, así......te lo digo así tal cual porque es lo que siento; en realidad me encantas más bien, ¿ése es el problema?

Intento hacer como que no me duele, que no me afecta, pero me engaño a mí misma. Me martiriza suponer que me tienes en silencio, y si es así.....es signo de que sí molesto. Pero sabes? Yo sigo despertando cada día con las ganas de decir "buenos días", que absurda!!!

Por qué no me hablas? Por qué no me respondes a nada?? Es porque pasas, porque soy una pesada, porque prefieres no entrar en el juego, porque no te apetece o porque simplemente es mejor no hablar? Dime. Dime qué te pasa conmigo, porque no te entiendo. Sí, a mí me sobran las ganas de hablarte pero me faltan excusas para hacerlo. Acaso ahora eres de los que piensan que es mejor mantener algunas cosas en secreto?

No sé que somos. No sé por qué me dices que Noooo a un "game over" cuando es justo lo que haces. No sé por qué me tienes silenciada. No sé qué quieres que haga. Si en verdad piensas éso de que menuda te ha caído conmigo...., por qué no me dices fin??

Qué puedo hacer mientras espero que me des alguna respuesta?? Ésto no es como un abrigo que cuelgas en una percha hasta que lo necesitas; yo hablo en serio, y sí, me delatan muchas cosas. Tan mal te parece que quiera hablarte o tenerte cerca? Si estás enfadado o molesto, dime hasta dónde puedo llegar para que no te sientas así.

No te quedes con las ganas...., dímelo, todo.

Io*

martes, 24 de noviembre de 2015

No me arrepiento de nada

No me arrepiento de nada, porque si te he buscado ha sido de corazón, porque te he dado mis pensamientos, los mejores y en el fondo creo que he dado lo mejor de mí.

Igual también he cometido errores básicos, pero he sido la mejor versión de mí, di lo mejor sin reservas, lo que tenía y también lo que no. Y no me gusta pensar que ahora todo ha podido terminar, ¿qué caso ha tenido entonces? Y no sé si hice algo mal.

A pesar de todas mis constantes dudas y preguntas (preguntas que sigo esperando sean respondidas), hay algo que sé: te pensé, te soñé, te llamé, te lloré y te busqué, para ser honestos, aún lo hago. Pero siento y me recomiendan que de pasos a atrás, pues parece que no me quieres ahí cerca.

La verdad es que te quiero y mucho, y me gustaría ser un motivo de entretenimiento o diversión y no un problema como me haces sentir. Me dolería tanto decirte adiós; perdóname por parecer tan dramática, por siempre pedir, por no conformarme con lo que podías o querías darme, pero no me gusta sentirme así.

Eres ese sueño que cada día me esfuerzo por volverlo realidad.

    Io*

martes, 17 de noviembre de 2015

Te voy a contar algo

Yo también quiero dejar de darle vueltas; dime: ¿Fue muy bárbaro lo que dije ayer? ¿Me tienes aún en silencio? ¿Cuál es un buen momento para que yo te diga "hola"? ¿Qué quieres que haga?......si es que no sé como tratarlo.

De verdad que estoy intentando comportarme de una manera espontánea y natural contigo, de no darle vueltas; y si lloro......, no quiere decir que sea débil, sino que mis sentimientos son verdaderos; pero es que me encantas, ME ENCANTAS, aunque en tu cara creo ver que te sientes incómodo. ¿Me equivoco?

¿Qué hago si esto me cuesta la vida? Si yo siempre te pienso, te busco y tú pareces apartarme; si me quedo esperando...... Y sí, ya no me importa reconocerlo: mi lugar favorito sabes cuál sería? tu boca, pero probablemente probarte sería un acto suicida.

Igual crees que para mi ésto es todo un juego, que me aburro o vete tú a saber que cosa, pero NO, ya te he dicho alguna vez que todo es muy cierto; no se puede cambiar lo que uno siente, no?

Desearte me ha de estar llevando directamente al infierno, eh, porque sé que tengo que respetarte, pero me arriesgo a pesar del dolor que me provoca. Y no quiero pronunciar esa frase que va acorde o define todo lo que siento. Tengo miedo, pero no de mis ganas constantes de verte, no, si no de que no desaparezcan nunca.

Te voy a contar algo: hoy......, hoy también tengo ganas de ti.

Ya sabes que me gustaría poder escribirte un pequeño texto cada día por el simple placer de que me leas. Es mi tonta forma de decirte hola!. Me gustaría que me dejases.

    Io*

sábado, 14 de noviembre de 2015

Quiero hacer el amor contigo

Quiero hacer el amor contigo, llevarte a ese lugar que tanto te guste, apagar el teléfono y estar solos tú y yo, susurrarte al oído y besarte toda la noche; no imaginas cuánto me gustas!! Me gusta tu sonrisa, tu forma de caminar, me quedo casi sin palabras cada vez que te veo, y quizá hable vanalidades; me gusta como tratas con la gente, me hace reír, eres simpático, eres inteligente, me gusta como piensas, me vuelves loca, parece que sabes lo que quieres de la vida.

Quiero hacer el amor contigo, pero antes.........., quiero que tengamos una canción favorita, andar juntos miles de kilómetros, ir al cine y conseguir que bailes conmigo. Quiero hacer el amor contigo, pero antes.........., también quiero conocerte mejor, saber qué es lo que te apasiona, conocer tus preocupaciones y saber con qué sueñas.

Quiero hacer el amor contigo, pero antes........., necesitaría que me prometieses que nunca te cansarías de mí y que siempre estarías a mi lado. Quiero hacer el amor contigo, pero antes........, quiero que me demuestres 1000 veces que me quieres, sentirme segura en tus brazos, que me cuidarías y que lucharías cada día por hacerme feliz, que hagamos tratos y hasta juguemos a las mentiras para descubrirnos y reírnos.

Quiero hacer el amor contigo, quiero mi vida con la tuya, quiero tu vida con la mía! Quiero hacer el amor contigo, sólo contigo. Quiero que lo sepas, piénsalo. Quiero hacer el amor contigo, despertarme cada día a tu lado, sólo contigo, siempre contigo.

No eres perfecto y me gustas precisamente por eso; porque llegaste así de repente, me sacudiste la vida y me pusiste a temblar.

No te voy a prometer amor eterno. Lo que puedo intentar es que cada día sientas que te quiero, que descubras como soy realmente; hacer que desees recorrer el mundo de mi mano. No te voy a dar discursos ni promesas porque aprendí que el amor en palabras no tiene el mismo valor que el que se demuestra con hechos. Quisiera que al despertar me mires, sonrías y digas: "Eres todo lo que necesito en esta vida".

Y es que siempre me parece poco el tiempo que paso contigo........, 20 minutitos no es nada!!!

    Io*

martes, 27 de octubre de 2015

Pensar en ti..., amigo, enemigo o nada.........

Pensar en ti, es buscar mil respuestas a todas mis preguntas, es querer encontrarme cara a cara frente a ti, despertar cada mañana y darte un buenos días, sólo a ti.

Pero ya no; ya no buscaré más respuestas; aunque quiera verte sé que no podré tenerte y duele saber que todo ha terminado. ¿Qué quieres? Yo siento que ya no tengo fuerzas para aguantar más, no tengo palabras para rebatir contigo (y mira que soy habladora); ya no seremos......., eh

Creo que he sido valiente contigo y con esta situación, aunque para nada lo soy; quizá haya sido imprudente con mis palabras, pero te puedo jurar que no esperaba verme así. Será difícil no pensarte, no hablarte, no verte, cuando en realidad si te me acercas mi cuerpo lo celebra. No debería haber querido saber tanto ni contarte tanto. Quererte como yo quisiera hacerlo me está costando la vida; siempre que yo te pienso....., tú olvidas, pero no puedo cambiar lo que siento, no puedo elegir.

Ahora, cada uno por su lado, un "te extraño" sin voz (de éso me costará desprenderme, seguro). Siento dolor porque no he estado contigo, porque no te he probado, saboreado, disfrutado, porque me quedo con las ganas, y si no he sabido decirlo bien, espero y deseo que no me guardes rencor, porque cualquier cosa que intente es una locura.

Acuérdate, si quieres, de todo lo que nos hemos dicho, aunque para ti haya sido broma, para mi no; TODO lo dije de verdad, recuerda que yo no digo por decir.

¿Qué haré ahora con este vacío? ¿Qué hablaré si no es contigo? Hablar de ti es lo único que no podrás limitarme. Extraño cómo solían ser las cosas antes. Si tú me hablabas, era feliz, soy feliz. Pero no me necesitas, y yo no debería necesitar a alguien que no me necesite a mí, porque es duro fingir amistar cuando sientes algo más. Quizá mi amor no sea el mejor, por ser celoso y algo loco, pero es sincero, grande y……era para ti.

Me has descuidado. Me has demostrado tu apatía y falta de empatía, me has gritado con silencios que no soy nada en tu vida. ¿Te acuerdas hace unos meses? Claro, pero te demostré mi cariño, viste que iba en serio y se acabó.

Algún día mi corazón volverá a bombear confetti, espero; sea como sea, está claro que si tuviese la mitad de tu frialdad sería el triple de fuerte que tú. Todos hemos tenido alguna vez a alguien con quien hablábamos día, tarde y noche y hoy ya ni hablamos. Pero cuando no sabes qué lugar ocupas en la vida de alguien, lo más correcto es no ocupar ninguno. Que yo hable cuando quiera y tú cuando puedas no es equitativo, no es justo, no es lo que busco y no sé si es lo que merezco.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches………; supongo que ya no importa si quieres ser mi amigo, mi enemigo o nada…..


    Io*

miércoles, 7 de octubre de 2015

Silencio "Shhhh"

Hola, son las 17:10 horas y desearía escribirte. Seguramente ya no lleguen a tus manos ni ojos mis palabras, porque me has vetado, me has puesto horarios..... ¿ahora?; pero en este día tan triste y frío como el chaleco antibalas de tu corazón, quiero que el mío, que no usa chaleco, hable por mí.

Sí, me hago shhhh, no debería pensar nada, me digo que no recuerde otra vez, pero me es difícil hacerme caso, es difícil dormir.

Apartarme y alejarte de mí parece que te está resultando muy fácil. Me da incluso miedo no volver a verte.

De todos modos, aquí seguirá esa persona tan habladora por si algún día vuelves o me regalas un "hola". Si ya sé que no soy nada, pero mi cuerpo y mis labios te buscan, y mi mente te piensa, en silencio, a la espera.

Te prometo que si algún día apareces, no te diré nada; te abrazaré y sentirás mi corazón, él hablará por mí. Y lo haremos "TODO". Porque el amor no entiende de pena, ni de excusas ni de tiempo. No merece la pena continuar sin razón; no sirve decir que no se puede, decir que no tienes tiempo para hablar. No sirve el "mejor no".

Querer es sincerarse; querer y poder siempre, sin excusas miserables. Querer es tener esas miradas cómplices y mensajes a deshoras. Querer es ver lo mejor del otro; sólo importa que te siente bien. Y yo....., yo creía que me sentabas bien.

Querer es sentir que está, aunque esté a 29 kms.

Yo quisiera que siguieses enviándome mensajes aún cuando lleves alguna copa, sólo para que puedas estar seguro de que yo también estoy pensando en ti. Quisiera ser esa amiga con la que adoras hablar, quedar,.....

Quisiera que me hablases de las noches que sales; que me digas que había una chica que te hacía ojitos y, que al ponerme celosa, me dijeses: "tranquila, me gustas así". El que me gustas eres tú. No!!!! Me encantas, y deseo acostarme contigo y morirme a orgasmos.

Pero me has vetado, y a partir de ahora tendré que dormir como Dios me trajo al mundo: sin tu mensaje de buenas noches. Aún así, todavía pienso en ti; empiezo el día recordándote, queriéndote volver a ver. Utopía, lo sé, porque ignoras mis gestos, mis mensajes,....... a mí en general.

Me quedaré con las ganas de decirte algún día eso de.....: "Buenos días dormilón, despierta ya. Sal de tu cama a comerte el mundo con esa bonita sonrisa, porque de comerte a ti..... ya me encargo yo".

¡Qué difícil es decirte adiós! Y es que el amor es un hábito que nos vuelve cerebralmente adictos.

    Io*

viernes, 2 de octubre de 2015

Seamos amigos

Buenas noches de viernes a todos.

Aquí os dejamos el enlace de nuestra página de Facebook para que, si así lo deseáis , estemos en contacto y podáis contarnos lo que os apetezca.

Os esperamos!! Tened un bonito fin de semana.

    Io*

sábado, 26 de septiembre de 2015

Pocas palabras

Muchas veces me pregunto la verdadera razón por la cuál ya no estás presente. Horas sin dormir, repleta de dudas, de preguntas. Pero ahora que dices que estás aburrido, me doy cuenta de que seguramente sea mi culpa (por intentar hacer sonreír a alguien que no quiere hacerlo conmigo, por hacer esfuerzos y encontrar indiferencia).

Y sí, es lo que suele pasar cuando sabes, de antemano, que va a salir mal y aún así te lanzas, te mojas, eres concreta y concisa. Pero no te preocupes, aparecerá alguien y seguiré dando todo por nada; aunque duela, seguiré, pues así nací.

Me encantaba cuando, ANTES, enviabas esos mensajes que me hacían sonreír sin importar cuantas veces los leyese (pero éso es un secreto y no te lo diré). No importa cuanto tiempo pase, siempre podrás hablar conmigo......, sólo si tú quieres.

Y si sigo hablando a pesar de que no contestes no es porque quiera hablar 24 horas contigo, sólo es porque quiero saber que estás ahí, al otro lado de la pantalla como yo. Sólo eso; es demasiado??? Dímelo tú!!

Y así, en menos de 200 palabras, te lo puedo explicar.

    Io*


lunes, 14 de septiembre de 2015

14 de septiembre

Hola, esta carta quizá tampoco la leas; hay cosas que quizá nunca vaya a contarte..... Aunque tú no lo sepas, estoy siempre atenta a todo lo que escribes, a todo lo que te rodea.

No sé si pido mucho, igual sí, yo que sé, pero me conformaría con poder besarte al menos una vez al día, esperarte a la salida del trabajo y hacerte olvidar tu rutina o tus miedos, todo bajo las sábanas. Y sí, me gustaría poder escribirte alguno de mis testamentos cada día, sólo por el placer de ver tu sonrisa al leerlo. Podría ser capaz de amanecer cada mañana con mi cabeza ahí, mirándote. Valóralo, y si es poco, me lo dices.

Podría decirte que nadie me ha enganchado como tú. Aún así te diría, que aunque posiblemente no seas perfecto en nada, eres el único capaz de hacerme sentir única en el mundo, y aunque puede que suene a poco y mis cartas no sean las más bonitas del mundo, para mí lo es todo. Hace tiempo creía que nadie me volvería a gustar tanto. Y entonces apareces tú, para hacer bonitos hasta los lunes por las mañanas.

Soy de las que creen que un hombre también necesita de detalles, de mensajes, de desayunos en la cama, y otras cosas. También soy de las que prefieren cenas de ésas en las que puedes sentarte a mi lado mientras me acaricias, de las que le basta con un simple colchón en el suelo y unas palomitas mientras vemos nuestra peli favorita; no me gustan los regalo, yo preferiría que al abrir la puerta me besases como si no hubiese mañana. Quiero miles de aventuras....... y las quiero contigo.

No funciona lo de ponernos de acuerdo para no volver a hablar. Me acuerdo cada día, imagino dónde estás, me pregunto si tienes ganas de volver a hablarme, de preguntarme si aún te recuerdo...... Suelo verte en línea y pienso que quizá sea buen momento para cerrar los ojos y lanzarnos...., igual al vacío o a sonreír de nuevo.

Y es que el amor es inesperado, no se puede controlar ni evitar, no es cuando tú quieres o cuando crees que lo necesitas. Te hace sonreír sin avisar.

Disfrutaría viéndote como te vistes mientras me hago la dormida por la mañana; porque un desayuno a dúo es más bonito. Porque aunque pasen los días, los meses o los años, sólo queremos que se quede quien nos hace sentir, y tú....., tú te salvas aunque me duela.

¿Por qué será que nada nos acojona más que querer? A la mínima, escondemos el corazón muy dentro. A mí no me dan miedo mis ganas de verte, lo que me asusta es que no se vayan nunca.

Buenas tardes Sr. "Tú también llevas uniforme".

   Io*

jueves, 27 de agosto de 2015

Sé....

Sé que yo no era así; que a mí me gusta el rosa, las cosas ordenadas, y sé que tengo muy mal café, pero sé describir un paisaje como nadie.

Al final resultó que tus ojos no eran color miel, sino verde oliva. Que más de una vez he jugado con despedirme porque pensé que era lo que tú querías. Que es lo que hay, que puede que sea una locura, y es que estoy loca no?, pero que el que nada no se ahoga.

He oído muchas veces que los finales, al igual que los veranos, pueden ser terribles, pero me encanta el otoño. Si quieres volver, vuelve, y si no....., saluda a tu bipolaridad y recuérdale que me he divertido con ambos.

Y ya sé que podría haber escrito esto de una forma más amena y ordenada, pero siempre encontrarás respuestas en medio de mi caos. Que si hay que morder, se muerde, pero prefiero a los perros ladradores, que hasta en ellos me gusta que me hablen. Que quiero/quisiera sonreírte en blanco para que flipes en colores. Y a partir de ahora, los cafés de dos en dos, por favor.

Y es que tu alma gemela no es aquella que entra en tu vida en paz, si no alguien que viene y pone en duda todas las cosas, que cambia tu realidad, alguien que marca un antes y un después; no suele ser esa persona que todos alguna vez hemos idealizado, sino una persona, común y corriente, que se las arregla para revolucionar todo tu mundo en un segundo. 
.
Pero pienso remar hasta que se me caigan los brazos y que si hay que convencer al burro de que es un caballo, lo convenzo.

Y es que, por injusto que parezca, en la vida sólo conoceremos a dos tipos de personas:

1.- las que algún día echaremos de menos
2.- todas las demás

¿A cuál de ellas perteneceré yo? What are you waiting for tell me?

    Io*

lunes, 24 de agosto de 2015

Te diría tantas cosas

El verano casi está llegando a su fin y no sé si contaros que sigo igual, sin rumbo, sin saber qué camino tomar para salir de esta espiral que gira y gira y sigue girando.

Nunca creí que me sería tan difícil desprenderme de alguien. Sí, soy una tonta seguramente por encariñarme tan rápido de la gente, por dar todo lo que tengo y lo que soy sin pedir nada a cambio. Ser más egoísta para mí, es algo que tengo que ir aprendiendo.

Si hace tiempo puse las cartas sobre la mesa, ahora ya me he mojado del todo. No ha quedado nada por decir, ni por hacer (bueno, por hacer sí). Todas mis reflexiones van dirigidas a ti, sí, como si te tuviese en frente y pudiese decírtelo a la cara, eso que tanto pides, eso a lo que yo estoy decidida pero no terminas de dejarme.

Todos estos días que han ido pasando he hablado y hablado, he sido concreta, concisa y me he mojado. He dicho muchas cosas, de lo que me apetece contigo, de lo que me gustaría, de lo que hay, pero aún podría decir muchas más; el problema es que ahora ya no quieres hablarme.

Hoy te he prometido que ya no habría más, y de verdad que quisiera cumplirlo, sobre todo por mí. Aunque si soy sincera, hasta yo misma dudo de que lo consiga. Pero, para qué hablarle a alguien que no quiere hablar contigo???

Me duele todo esto, me pone triste, seguro que ni te imaginas cuanto, pero tú mandas. Yo seguiré extrañándote, pero es mejor retirarse y no ser una molestia. Yo no voy a decirte que te quiero porque no te he probado, porque siempre me dejas con las ganas, con las ganas de eso que has dicho alguna vez pero no te has atrevido.

No sé si es bueno que ocupes mi mente, que seas dueño de mis pensamientos, pero es cierto que cada noche me acuesto diciendo que será la última, me hago el propósito de no meterme en la cama pensando en ti, de no desearte. Pero mi corazón no obedece a lo que mi cabeza le recomienda, no responde a lo que mi razón le pide. Necesito tenerte cerca, sentir tu presencia, pero tú estás tan lejos y es tan complicado. Y a mí me gustaría que jugásemos a ser niños e ingenuos, a que lo intentásemos. Pero también pienso en que el cariño, el amor, no se deben mendigar.

Si ni siquiera puedes ser natural conmigo, hablarme sin más, olvidar todo lo que no te gusta, qué puedo esperar?? Los seres humanos solemos ser idiotas, a menudo buscamos cosas "bonitas" en lugar de sentimientos bonitos, y luego....., luego vivimos quejándonos de que el amor no existe.

Io*

miércoles, 24 de junio de 2015

En línea, pero no en tu línea

Ni en línea ni en curva. Lo único que está en línea son esas falsas esperanzas y la idea de lo que nunca será. Lo que está en línea es aquello que quieres que sea verdad de forma tan fuerte, aún sabiendo en el fondo que nunca será. Porque no, no está en línea.

En línea está un mundo que no existe mas que en tu cabeza. En línea están tus celos, tus confabulaciones y lo más retorcido de la esquina de tu imaginación. En línea está media ciudad filtreando con lo que creías tuyo. Pero también está en línea la bofetada que te dice que eso no te pertenece. Está en línea, pero no está en tu línea.

En línea están las mentiras piadosas, las falsas verdades y los hechos a medias; en línea está lo que te quiere contar; en línea está lo que quieres escuchar, lo que quieres interpretar; pero no está en línea. En línea están tus obsesiones, una comunicación en gama de grises. Niebla y no saber que pasa, eso es lo que está en línea.

Y de repente está en línea. No puede enviarte caricias, no puede sonreírte ni mirarte. Tu mirada no se cruzará con la suya aunque esté en línea. Tu mirada va a un punto muy concreto, justo debajo de su nombre, para ver si está en línea. Mariposas cuando lo está, vacío existencial cuando no. 

Sigue en línea, tus sonrisas en forma de caras amarillas y tus letras no reciben el tic azul, pero sigue en línea. Ese maldito tic sigue gris; gris como las cenizas que quemaste esperando que ese en línea se convirtiese en un "escribiendo". 

En línea están tus ganas de meterte en la pantalla y aparecer a su lado. Escribiéndose está la historia de otra relación sin miradas ni caricias. Y de nuevo, lo doblemente azul será tu decepción.

    Io*

martes, 12 de mayo de 2015

Yo deduzco, tú deduces....

Siempre he creído que estar cerca de personas que podían enseñarte algo era bueno, que te podría hacer ser mejor, pero que veo que no es así.

La que parece que no hace nada bien para ti soy yo, ¿verdad? En el fondo, los valientes son también un poco cobardes, y no es que sea negativa, más bien diría que realista. Es que no sé cómo he de decirte, para que no vuelvas a decir que no me entiendes, que no me gusta que me tengas en silencio. Yo no te tengo a ti, eh!

Para ser breve: te sigo extrañando como antes o más, y eso duele. Y es que hay cosas en la vida que no fueron hechos para ser explicadas, si no experimentadas.

No voy a decirte adiós, porque aún no puedo, porque decir adiós significa desaparecer, y desaparecer significa olvidar. Siempre me acordaré de ti aunque tú me olvides un día, aunque en un futuro ni siquiera recuerdes que me conociste. Hace mucho había quedado contigo en que no se vale ni mentir ni decir por decir, y yo lo cumplo.

Sé que es difícil entender ese punto pasional mío. Puede que si lograse apartarme de ti, la vida me recompensaría; el problema es que me gusta sentir eso que me provocas. Yo sí creo en las señales y en esa magia que tienen algunas personas.

Puede que sea una tonta, la mayor de las tontas, por ser tan soñadora, pero sentir distancia contigo es algo que no puedo controlar (y sé que se me nota, mucho).

La forma de decirlo seguramente no sea la que más te gusta, pero ¿cuál es?, si las oportunidades no regresan dos veces!!, si a pesar de que juego a disimular que te he olvidado, en verdad te echo de menos a cada momento, y ni siquiera tu recuerdo compensa ese vacío que siento.

Cuando lo das todo, ¿qué puedes perder? Quisiera reír contigo y con tus manos, sentirme como una niña; quiero tus miradas, tu cuerpo, verte a mi lado en el camino; que todo lo mío sea tuyo.

No olvides que te espero y espero que no lo olvides.

    Io*

viernes, 8 de mayo de 2015

90 minutos

No sé por qué tengo la sensación de que ésto, fuera lo que fuese lo nuestro, va llegando a su fin, y no es por mi culpa; eres tú al que parece ya no importarle nada.

Veo que tienes tiempo para el resto, para quién sabe, menos para mí, para quien siempre estás ocupado. ¿Cómo crees que me siento cuando me lo dices? Mientras, te veo conectado y dele. Y me arriesgo a preguntar, tu respuesta en tan ambigua: "No sé que contestarte!" Sí, sé que hablo mucho y que quizá parezca que te agobio, pero si siempre me ignoras tengo ir probando......., ya no sé cuando es el mejor momento para hablar contigo.

En este momento de mi vida no quiero casi nada, tan sólo la ternura de un amor y la compañía de mis amigos, de mi familia, esas palabras de cariño antes de irme a la cama. Tengo la conciencia tranquila de que lo que hago lo hago de corazón; a pesar de que no suelo dejarme llevar por los sentimientos, contigo.......no sé que es lo que me pasa para seguir insistiendo una y otra vez; a pesar de todo este tiempo, no he podido hallar la palabra que mejor lo defina. No quiero quejarme por tonterías!!

Puedo ver natural que una persona no quiera atarse a otra. ¿Es quizá una actitud pasota conmigo la que tienes? No creo que sea eso, espero que no lo sea. Pero, ¿cuál es tu problema conmigo? A veces creo que te has acostumbrado a soñar solo, hacerte frío apático y cuando notas que alguien de repente aparece en tus planes, te asustas y lo apartas. Pero déjame decirte que los comienzos son siempre difíciles, aunque la experiencia de tener sueños es mejor si tienes con quién compartirlos.

Yo sólo quiero saber de ti, me gustaba mantener conversaciones contigo, saber que estabas ahí al otro lado igual que yo. Cuando alguien te importa, aunque sea sólo un poco, sacas un minuto para compartirlo no?

Pero otras veces pienso que la vida es como ese libro de duración indeterminada: algunos amigos aparecen sólo en una página; otros, en un capítulo, mientras que los verdaderos están presentes en toda la historia.

Puede parecerte extraño este interés mío, lo insistente que soy, pero es que valoro tu amistar. Pero yo quiero más, quisiera que poco a poco me dejaras quererte, y sueño cada noche con que tú quieras quererme.

A pesar del miedo a equivocarse, dicen es mejor no dejar nunca de intentarlo. Y yo, a menudo, me doy pena, porque creo que no merezco recibir ésto por tu parte. Aquí vuelves a tenerme, escribiéndote eso que no puedo decirte, eso que no sabrás........., mientras resuenan esas frases en mi cabeza: "No te tengo desterrada", "No estoy de acuerdo en que nos limitemos al cara a cara"; entonces? por qué haces todo lo contrario? Mil veces al día me planteo el punto y final, no sé por qué puede extrañarte que quiera despedirme, si para el caso que me haces....., que más te da que esté o no presente en tus ocupados días. ¿Qué pasaría si lo hiciese? Son preguntas que no me responderías, pero la gente que no suele ser clara, también aburre.



¿Cómo crees que me siento al tener que decir ésto? Déjame decírtelo: rota, estoy rota; tan decepcionada......, y encima silenciada!! eso duele eh.

He leído que existen dos maneras de ser feliz en esta vida: una es hacerse el idiota y la otra es serlo. Pero supongo que todo esto es ya cosa mía.


    Io*


domingo, 26 de abril de 2015

No sé por qué pienso tanto en ti

Apareciste cuando ni siquiera te esperaba, pero todo lo cambiaste con tu mirada. No puedo expresar con palabras lo que sentí y siento al verte, pero resulta que el destiempo marca nuestras vidas, pues alguien comparte ya cada uno de tus días, y aunque me cuesta mucho vivir sin ti, no quiero un amor a escondidas. Necesito paciencia para entenderlo, para asumirlo, para desintoxicarme de ti, y no sé si a todas esas señales que el destino y tú os empeñáis en enviarme he de hacerles caso.

Eres aquel con quien tanto soñé, no hay nada que más me haga falta: sólo tus besos y tus miradas. Apareciste y te entregué el corazón en tus manos. Estaba ahogada en soledad, con un vacío total. Juro que lo intenté; intenté no pensarte, no mirarte, no quererte, pero mi corazón lloraba cuando me lo impedía, eras como una necesidad.

Triste y desolada ya no soy capaz de soportar esta ausencia, esta falta, y aunque por donde quiera te busque.................., todo parece haber cambiado. Soy honesta contigo, perdona si te lo digo, pero es que no está en mis manos.............me he enamorado. ¿Cómo decírtelo? si yo siempre te digo que NO. Si tú quieres seremos amigos, pero no me hagas más daño.

Las situaciones parecen no querer avanzar en mi vida. Tu actitud es como la del perro del hortelano, y no sé si serás feliz con lo que tienes; en parte supongo que cuando sigues, será porque hay algo que te llena.

Me siento tonta por hacerte caso en todo lo que me pides, pero sabes que no sé decirte que no. Yo, que respondo a todo, rápido y claro, y también extensa, lo sé.....; y tú, con qué moneda me pagas? directamente no lo haces.

Perdona por quererte, por hacerte importante para mí, por todo lo que he sentido y he dicho. Si no me demuestras lo contrario, me toca ser consecuente; pues creo que ya me he puesto tan en evidencia, que total decir que siempre espero despertar y encontrar un mensaje tuyo, no es nada, no? ¡Cómo quisiera que pudieses verlo todo desde mis ojos! así te darías cuenta de cómo me siento en verdad.

Te echo tanto de menos que ni te lo imaginas; tanto, que sigues siendo mis desvelos, mis sonrisas inesperadas, mis tristezas que tanto abundan y claro, esas lágrimas que derramo a menudo.

Pero luego vienes y me "sorprendes" por la ventana, me miras de esa manera y hasta pareces receptivo. Aunque a pesar de todo, sigo pensando que me tienes silenciada; es por qué no quieres que te suene el teléfono

delante de ella? Qué diferencia: a mí en cambio a me encanta escuchar el sonido de la campana, ése que hace que vea tu cara.

Es tan bonito mira a alguien a los ojos y saber que, no importa que nos deparará el mañana, mientras sea a su lado, mientras te siga viendo de esa manera que sólo él sabe y con la que te sientes la reina del mundo. Es una pena no poder disfrutarte más, durante más tiempo.


A veces creo que todo ésto lo haces porque sabes lo que siento; lo sabías desde antes de que yo te lo confesara, no? Pero creo que las situaciones hay que enfrentarlas, porque de todo se aprende, y si alguna vez me tuviste un poco de estima o llegaste a pensar que podríamos ser amigos, necesito que me seas claro conmigo.


Conocerte, sentir ésto y ahora tener que olvidarlo, no es lo que había planeado. Yo quería vivir cosas bonitas, muy bonitas......contigo, si tú me dejabas.

Dicen que sufrir por amor te hace más fuerte y dura para el resto de la vida, y sé que de esta experiencia aprenderé; quizá lo primero de todo sea no poner los ojos en alguien que no es libre, eso es algo que no debo olvidar.

Hoy quisiera confesar........ que no sé por qué pienso tanto en ti.

   Io*



lunes, 23 de febrero de 2015

La isla de los sentimientos

   Llega a mis manos un cuento como este, y no he podido resistirme a compartirlo con todos vosotros. Tan real y cierto, y del que muchos aún deberían aprender. 

   Espero que os guste.

"La isla de los sentimientos".

Erase una vez una isla en la que habitaban todos los sentimientos: la Alegría, la Tristeza,...., y muchos más, incluyendo al Amor.

Un día, les fue avisado a todos los moradores que la isla se iba a hundir. Todos los sentimientos se apresuraron; se metieron en sus barcos y se prepararon todo para salir, pero el Amor se quedó porque quería disfrutar un poco más de esa isla que tanto amaba, antes de que se hundiese.

Cuando ya casi estaba ahogado, el Amor comenzó a pedir ayuda, y vio a la Riqueza, por lo que le dijo: 

 - "Riqueza, llévame contigo". 
 - "No puedo,--le contestó-- hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti".

Entonces el Amor pidió ayuda a la Vanidad:

 -"Por favor, ayúdame".

La vanidad le dijo:

 -"No puedo llevarte, tú estás mojado y vas a estropear mi barco nuevo".

Pasaba también por allí la Tristeza, y el Amor le dijo:

 -"Tristeza, ¿me dejas ir contigo?".

La Tristeza le respondió:

 -"Ay Amor!, estoy tan triste que prefiero estar solita".

Vio pasar a la Alegría, pero ella estaba tan alegre que no oyó al Amor llamar.

Entonces fue cuando una voz le llamó: -"Ven Amor, yo te llevo". Era un viejito, pero el Amor estaba tan feliz, que se le olvidó preguntarle su nombre.

Al llegar a tierra firme le preguntó a la Sabiduría:

 -"Sabiduría, ¿quién era el viejito que me trajo aquí?".

A lo que ella respondió:

 -"Era el tiempo".

 -"¿El tiempo?", preguntó el Amor."Pero...¿por qué sólo el Tiempo me quiso traer?".

La Sabiduría le respondió:

 -"Porque sólo el tiempo es capaz de ayudar a entender un gran Amor".



    Io*




viernes, 13 de febrero de 2015

14 de Febrero

Un año más, llega este 14 de febrero; y a pesar de que mucho lo tachen de ser un día "comercial", lo cierto es que a cualquiera le gusta recibir algo de esa persona especial.

El amor no es físico, sino la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será en la vida.

Yo viviré este día un poco "a mi manera", porque recordemos que el amor siempre está dispuesto a excusar, confiar, esperar y soportar todo lo que venga. Y ahí estoy yo.......

Y como de esto del amor no se libra nadie, aquí os dejo la historia de Cupido, porque ni tan siquiera él pudo resistirse a esto del amor.


Deseo disfrutéis del día tal y como os apetezca, con quien deseéis y haciendo lo que sintáis. Este día y todos los demás, llenos de amor.

Y a ti, Feliz Día, aunque no te lo diga.

    Io*

domingo, 25 de enero de 2015

Detalles que marcan

Otro fin de semana más que termina. Otro largo fin de semana que me ha dejado con ganas de más.

Quien diga que no ha tenido un amor imposible, miente. Pero, ¿qué es un amor imposible? Simple: alguien que nos encanta, que nos vuelve locos y por quien haríamos cualquier cosa, aunque en el fondo sepamos que no se vaya a dar por millones de razones que quisiéramos cambiar y no podemos.

No siempre se pueden vencer los obstáculos y obtener el amor deseado, hay "leyes" que se imponen como una muralla difícil de saltar. Son amores que se quedan estancados en sólo una posibilidad, amores que se resisten, que quizá no son correspondidos y que siempre quedarán pendientes.

Pasan cuando de la nada sientes una atracción hipnótica por alguien. Esa misma atracción te hace sentir feliz, triste, ansioso, falta de confianza, celar sin ser nada...... Es de las peores sensaciones que se pueden experimentar, porque precisamente ese hecho de que sea imposible hace que tu interés aumente. 

Pueden, incluso, llegar a decirnos que nos hemos enamorado de personas de las que no debemos o de las que , socialmente, no es correcto. Pero así es el amor: surge con fuerza y no respeta leyes, imposiciones, parentesco...... 

Es de mucha ayuda compartir con alguien lo que te sucede. Al exteriorizarlo nos quitamos un peso enorme; un consejo no está de más y, menos, si viene de alguien que quiere lo mejor para ti.

Cuando te conocí, no sé quien habló primero a quién, ni como fue el acercamiento. Lo que sí sé es que, casi sin darme cuenta, acabé enganchada a ti, contándonoslo todo: quiénes éramos, que queremos, que nos gusta, que nos duele......, todo lo que dan de sí unos cuantos minutos al día. A ti te esperan en casa, e intuyo que no es una vida gris, no; sino una vida con amor, con claros y oscuros, con pasiones y vacíos......, la vida que has elegido y a la que quizá no quieres renunciar. Al menos, y según tus palabras, es algo que hasta ahora no te habías planteado. (Quizá por un momento sí???? y es que tú siempre me dejas con dudas.)

Sé que al resto del mundo le puede parecer una locura, pero sé que si tuvieses otra vida serías mi alma gemela. Pero sólo tienes una y tuviste que elegir. Ahora recuerdo esas palabras de la película El príncipe de las mareas: "Ójala repartieran dos vidas a cada hombre y a cada mujer".

Aún espero tantas respuestas que me debes, tantas dudas que tengo, que me gustaría que por un día dejases de pensar si es o no correcto y te dejases llevar. Esos detalles sabes que me gustan, dices que van conmigo, pues hazme feliz de esa manera, no???



Io*

.

sábado, 17 de enero de 2015

Divino tú...

¡Cómo duele echarte de menos!

Siempre tienes tiempo para atender a todo el que te necesita. ¡Cómo quisiera que cuando tuvieses tiempo libre le dedicases para mí! 

Hoy me desperté y recordé, con total claridad, que había estado soñando que por fin estábamos juntos, que eso que dentro de mí me dice que no tire la toalla baila como una diosa dichosa de alegría; todo ello a pesar de que mi cabeza me repita, constantemente, que quizá ya no esté en tu vida.

Puede parecerte tan extraño que yo siga así, pero valoro tanto tu amistad que no puedo esconderlo, aunque yo quiero más. Con ésto ya no me basta porque lo quiero todo, quiero que me dejes quererte, sabes que me estremezco con sólo rozarte y muero porque quieras quererme.

Hay quienes dicen que cuando quieres algo. sólo tienes que desearlo con todas tus fuerzas. Lo cierto es que has venido a cambiar mi vida, y sí, te digo que te deseo, aún te deseo......, ¿será mi suerte un día la de tenerte?

Realmente me basta con verte, a pesar de ser exigente a menudo, no te pido nada, pero me muero por entregarte mi vida, regalarte mi alma y estar a tu lado aunque no me haga falta.

Si no te quisiera............., todo esto que siento......., no sé; tú eres el que me da candela, el que tiene mi corazón. Tú me vuelves loca y sabes lo que hay.

Divino tú, divino el aire que me envuelve cada día; divina tu sonrisa que ilumina mi camino cercado de espinas, historias y heridas que parecieron sanar cuando te conocí. Divino tú que apareciste cuando menos lo esperaba, cuando creí que era sólo una ilusión poder hallarte........

Divino tú......

    Io*