Páginas vistas en total

jueves, 4 de diciembre de 2014

A ti, amiga

   Esto no es una carta convencional de amor entre una pareja, es una carta para una amiga, para ti amiga; hoy sería tu cumpleaños...a ti... que hace un año iniciaste el mayor de los caminos...el más largo de los viajes que un ser humano recorre..., el más triste para los que nos quedamos. Donde quiera que estés..., desde donde nos estés viendo..., esto es para ti. Nunca habrá una despedida, sólo un hasta luego, un eterno hasta luego. Tu luz nunca se apagará..., te perdimos en presencia física, pero sigues aquí con cada recuerdo, imagen..., no hace falta ver para sentirte..., no hace falta ver para quererte ni ver para recordarte.

   Nunca más seré la misma ahora que te fuiste. Una parte de mí se fue contigo y nunca la recuperaré. Te quise tanto y quiero amiga, que la pena de tu partida me deja sin aliento, sin lágrimas, sin nada. Pasará mucho tiempo antes de que pueda ver tus fotos sin volver a derramar lágrimas y recordar momentos ...., momentos contigo.

   Mientras más pienso en ello, más me convenzo de que tuve mucha suerte de encontrarte en mi camino, por haberte parado y dejarme formar parte de tu vida...; la amistad que compartimos para mi será eterna, fui muy feliz y te lo debo a ti...; tú, mi más fiel consejera..., aquella persona a la que no le importaba decirme las cosas claramente y me ubicaba y me comprendía..., te doy las gracias, gracias por tu amistad...por quererme.

  Ahora eres eterna, sigue iluminando a aquéllos que pudimos conocerte para no perdernos..., para no perderme intento ser fuerte, pero me resulta tan difícil..., eras y eres de esa amigas que son del alma, sólo con una mirada sabíamos lo que pensábamos..., ahora una parte de mi alma está contigo, se fue contigo ... porque como siempre te decía: "eras un pedacito de mi alma...", un alma que se queda sin una pieza. 

   Si pudiera pedir un deseo, ahora mismo, pediría que me permitiera darte un abrazo, poder reír contigo por tonterías, poder decirte que te echamos en falta, decirte tantas cosas que ni sé que decirte. Se me agolpan las palabras, los recuerdos, es tanto vivido ..., espero que desde donde estés nos escuches...me escuches....

   Gracias por regalarme risas, alegrías, penas y también discusiones...., no dudes que fuiste una gran amiga, yo no lo haré , las cosa que vivimos es mi consuelo.

   Los días, los meses, pasará,  pero ese calor que desprendiste en este mundo terrenal nunca se enfriará..., nunca, porque los que te queremos no lo permitiremos..., cuidaremos tu recuerdo...intacto..., eterno..., tú siempre eterna. Eres irrepetible, y es verdad el dicho que nadie es igual a nadie, y tú lo demostraste a pesar que te fuiste demasiado pronto..., te quedaron muchas cosas que hacer, decir y ver.... Seguro que eres y serás feliz porque nunca te movieron las grandes cosas, eras feliz con poco y los pequeños detalles te daban esa alegría que desprendías....

   Esto nunca será una despedida, sólo es un viaje que emprendiste, un viaje en el que algún día no encontraremos y volveremos a reír, a discutir, a seguir siendo... "AMIGAS".  


    Campanilla