Páginas vistas en total

lunes, 17 de marzo de 2014

Alcanzarte me es imposible

  Siento que ya no puedo más; me siento vacía, siento dolor, siento que el vaso ya ha llegado a su cota más alta y esto se ha desbordado, me desborda y no me siento capaz de controlarlo, necesito que explote y ya veremos......

  No logro entenderme, no sé porque me cuesta tanto abrirme contigo sobre esto; y entonces recuerdo que una amiga me "regaña" siempre diciéndome que por qué pienso que no merezco que no me quieran, y en realidad ni yo misma lo sé! Pero en realidad anhelo esa impaciencia que nos provoca el amor y la ilusión por alguien, el tener esas ganas inmensas de cerrar fuerte los ojos para que ni el alma se nos pueda escapar, sentir que de verdad puede valer la pena, ver el lado bueno de las cosas, pensar que no hay nada imposible.....

  ¿Te has preguntado alguna vez cuánta gente te hace sentir especial? ¿Cuánta te hace sentir extraordinaria e importante?...Yo tengo miedo de hacerlo, y mientras ese miedo sea más fuerte que todos mis sueños no podré dejar atrás el pasado. Esto es como un barco a la deriva en un mar embravecido, pero es que los barcos son para eso y no para estar amarrados en puerto; hay que vivir, sentir, reír, llorar, disfrutar, sufrir,.......

  Pagaría por saber que sientes cuando me lees o me escuchas; claro que pagaría!!!

  Sigo siendo la "tonta" más feliz del mundo cuando nos vemos, cuando me hablas, cuando me escribes, con un simple hola o una mirada o una sonrisa......, porque por ese segundo has pensado en mí. Y resulta que ésto no me avisó, simplemente llegó y me sorprendió. Pero resulta que me siento sola, cansada, triste a días, herida y es que la felicidad es sólo una palabra más hasta que viene algo o alguien y le da sentido, porque lo que puede para unos parecer insignificante también puede ser importante.

  Por momentos me digo que voy a ser decidida, que voy a enfrentarlo como venga, porque si deseo algo con fuerza, si elijo ya una opción, si camino decidida, si no me veo aturdida por el pasado, por la incertidumbre, los miedos y no me dejo asustar por el futuro, por lo que espero está por llegar, los milagros (o como quiera que se llamen).....suceden.

  ¡Cómo te hago entender que me encantas! ¡Qué me encanta que me mires (aunque me pongas nerviosa) y sonriamos sin ninguna explicación! Eso será por algo no? Y me encanta pensar que la amistad sí puede convertirse en algo más. Es bonito saber que me incluyes entre ese grupo de personas que pueden contar contigo.........yo creo que no es necesario siquiera que te lo diga.

      Io*

PD.: ¿Qué voy a hacer con mi vida sin ti?

jueves, 13 de marzo de 2014

Que no daría yo....

  Con el tiempo aprendemos a convivir con unos y a sobrevivir sin otros; a veces duele, pero no debemos gastar ni palabras, ni mensajes, ni nuestra vida en quien no nos escucha, en quien no nos responde y en quien no lo merece.

  Es curioso como la mayoría de las mujeres nos enteramos de todo aunque nos hagamos las locas y disimulemos. El tiempo es el más sabio y justo de los jueces, no sentencia de inmediato, sino que al final da la razón a quien de verdad la tiene.

  Las casualidades estoy empezando a creer que sí existen; las coincidencias y el destino a menudo se empeña en perseguirnos como loco obsesivo, yo misma me vuelvo loca cuando te siento tan cerca y voy suspirando por la vida, porque ellos (los suspiros) contienen aquello que no podemos decir con palabras. No quiero detener mi vida, es tan corta que lo que de verdad necesito es disfrutarla, gozarla, probar un trocito de esa exquisita tarta que se llama felicidad, porque estoy cansada de ver como pasa por mi lado de una manera tan fugaz. Quizá sea que aunque parezca que la vida me dice "NO", lo que quiera decir en realidad sea "ESPERA".

  En cierta manera te "odio" por haber aparecido en mi vida y no hacerlo fácil, eso duele; por ser ese desconocido del que no puedo separarme, y es que ya no sirve de nada negar lo evidente. Ya sé que puede parecer que me faltan razones, pero ahora sin tu presencia yo ya no soy la misma, aunque parezcamos polos opuestos, porque si tu dices blanco yo........negro.

 Si sentir amor es suficiente, si todo lo puede, si te da fuerzas, ganas de vivir......entonces a mí lo que me falta es el valor para hacerle frente. Me haces llorar, pero también es cierto que tú y sólo tú me puedes consolar. Te regalaría mi vida  y aunque no somos perfectos (¿Quién lo es?) y a pesar de este dolor, tú eres el que me inspira. Sí, parecemos polos opuestos, porque te quiero y te odio por momentos........pero lo intentaría y no sé lo que daría por escuchártelo decir!

  Aunque intente apartarte de mi mente, de mí, siempre termino encontrándote. No debo echarte tanto de menos porque no te he tenido, pero esta historia me ha cambiado tanto; llegaste sin aviso, nada es como lo conocía y hasta siento el corazón preso, desde hace tiempo ya no es lo mismo y te lo he dicho (aunque insistas en que no me entiendes), aunque no haya sido sincera contigo.

  Aún sabiendo que no eres libre yo me arriesgo, porque no quiero que mi lado izquierdo quede herido aunque después tenga que volver a llorar para olvidarlo. Sentir que te conozco desde siempre para mí si es especial porque hay momentos en que sobran las palabras cuando alguien te sorprende, y tú lo hiciste.

  Ahora pienso que es como si ya estuvieses en mi alma, en mi mente y por eso me cuesta tanto controlar tanta locura, es tan grande el deseo de sentirte al lado. Te pido perdón por ello. Podría buscarte en otra piel, la vida es un tren que por estúpida pierdo una y otra vez. Pareces tan feliz......y a la vez yo recuerdo cada uno de los comentarios que has hecho sobre mí, como si yo en verdad fuese importante, y me lo creí.

  Intento ser valiente y más fuerte cuando nos vemos y al final lo que consigo es decir y hacer todo lo contrario a lo que siento y quiero. Cada noche, cada día, cada hora pienso en ti aunque me haga daño.

  Pintarme una sonrisa nueva cada día cuesta más y más. Juro que trato de convencerme de que NO, que no debe ser........pero ¿quién tiene la solución para curar esto?. Podría girar atrás el tiempo y deshacer el universo para volver a empezar de cero, o vivir dejando todo en el olvido.......pero esa palabra (como tú dices) yo aún no la conozco y es por lo que se convierte en un desafío. ¡Qué no daría yo por escucharte y saber que el mundo no se acaba aquí!.......que queda mucho. Me siento como ave perdida volando en un cielo gris; la espera es eterna cuando tú no estás ¿Por qué crees que me gustan los lunes?

  La cabeza me estalla con palabras enredadas imaginando como sería tener tu amor. Me duermo y al rato sufro por estar ausente, por ser un granito de arena en tu vida y al día siguiente tengo que luchar por sobrevivir y verte de nuevo. Me haces tanto bien......., yo estoy bien si estamos bien, si hablamos, pero sé que no puedo ni debo exigirte que estés pendiente de mí..........siempre extrañamos a alguien, ¿no? (como ves, yo también recuerdo todo lo que dicen las personas que me interesan).

  Jamás le he escrito una carta a un hombre, eres el primero, que suerte tienes! Pero no por ello soy cobarde, escribir aunque no lo leas me permite expresarme con facilidad, aunque ahora mismo también te lo diría a la cara (como tú siempre quieres), mañana......ya no lo sé.

  Tú pareces siempre tan fantástico y yo......voy intentando desnudar poco a poco mi intimidad. Son tan fuertes tus mirada, esas que alguna vez hemos compartido, esas que no quiero perder, esas que me alimentan..........¿qué voy a hacer con esta vida sin ti?.

      Io*

sábado, 8 de marzo de 2014

¿Cuánto dura esto?

  Nunca podré olvidar esa fecha, ese marzo de 2011, a pesar de que fue un día como cualquiera, en el que coincidimos sin pensar ni en el tiempo ni el lugar, pero después.......algo mágico pasó y esa sonrisa tuya fue la que me atrapó. Casi sin decir nada, con una simple mirada, y sin permiso, me robaste el corazón, ya no está bajo mi protección, no puedo controlarlo, está a tu merced.

  Me cambiaste la vida desde que llegaste a mí; me gustaría tanto que lo supieses, que pudieses oírlo de mis labios y, aunque no encuentre las palabras que puedan expresar lo que siento ni tampoco pueda adivinar el futuro, quiero que sepas que eres como el sol que ilumina mis días (ése tan necesario). He tenido ese sueño perfecto en el que tú aparecías, todo lo encuentro en ti, he vuelto a creer por ti.

  Pero cada día tengo dudas, el miedo vive en mí, hasta los celos me han invadido (algo que nunca creí me pasaría). ¿Será cierto eso de que si hay celos hay amor? Para mí, ahora, esa palabra "mágica" tiene otra dimensión y día y noche estás metido en mi cabeza, ocupas mis pensamientos las 24 horas y hasta a veces lo veo claro..... ¿utopía? no lo sé, pero eres tan importante para mí......

  Me he ido acostumbrando tanto a ti que si te viese partir te llevarías una gran parte de mí. 

  Puede parecer que me alejo de ti, a kilómetros, cuando lo que en realidad quiero es que estemos cerca, juntos, riendo, sintiendo, anhelándonos cuando no nos vemos. A días te siento muy cerca y me gusta sentir tanto eso, noto tu respiración cerca y esas dudas, las que me invaden, se evaporan por momentos. Cuando acercas lentamente tu mano hasta siento miedo.....me "duele" que me toques, notar tu calor, ese calor que no es 100% mío........, y sé que soy una tonta por callarme y no confesar lo que me haces sentir.

  Día tras día me pregunto si realmente seré feliz en algún momento de mi vida, porque ya empiezo a cuestionármelo, y luego lloro...., porque siempre algo llega y lo estropea. En realidad no sé que hago mal y lo que me invaden son las ganas de desaparecer, porque duele estar así cuando el día anterior no podía dejar de sonreír.

  ¿Los "para siempre" serán de verdad? ¿Los "te quiero" los dicen de corazón? No quiero que me fallen más.

       Io*

sábado, 1 de marzo de 2014

Ganas de ti

  Tal vez ésta no sea la forma más perfecta para decirte lo que siento. Tal vez pude haberlo hecho antes, en otras situaciones en la que estábamos más sinceros el uno con el otro, por igual, pero el tiempo ha demorado tanto esto que a menudo me he puesto mil excusas ocultándome/te lo que llevo dentro, sin que ni siquiera sepas que cada vez crece más y más.....por ti, y ¿sabes algo? un beso me salvaría.

   Sé que a veces vivo ciega, acercándome cada vez más a ti, aún sabiendo que puede que sea difícil que sepas llegar a mí. Y es que encuentro razones en cada palabra, en cada mirada, en cada gesto; a muerte lo sigo intentando, aguantando aunque alcanzarte me parezca difícil, pero es que escucharte y no desearte me es imposible, ¿qué voy a hacer con esto?

   Tengo miedo de mirarte y confundir mis sentimientos aún más, y es que el amor nos pone trampas para seguir jugando; y es así, poco a poco, como voy haciéndome hasta daño por seguir creyendo, por pensar que no nos entendemos.

   Así me siento a menudo, con ganas de huir y desaparecer por verlo todo tan complicado......,pero tampoco quiero rendirme porque necesito verte, escuchar tu voz, todo tú que nublas por completo  mi mente y  mi corazón.

   Ahora pasaría a verte, a buscarte........y escaparnos y compartir......... Quizá estoy aún esperando ese mensaje, tu mensaje, porque sí, te echo de menos y no puedo evitarlo. Esa manera tuya de mirar me anula la sensatez, me desarma, me vence y gana.


   No puedo concentrarme, he perdido el apetito (que no viene mal del todo, jajajaja) y no tengo ganas de hablar, porque todo lo que quiero es ir lejos contigo, lejos para dejarnos llevar sin seguir ninguna regla ni consejo. Siento que cada día te quiero más, que me importas más,  y quisiera dejar a las cosas suceder y comprobar que todo es verdad, que no nos escondemos nada y que no hace falta ponerle ningún nombre, simplemente sentirlo.

  Cada día te espero y cada uno de ellos "me muero" cuando llegas y me miras. Y pasa el tiempo y lo que me nace es pronunciar esa frase que va acorde con todo lo que siento.

   Hoy......., hoy tengo ganas de ti.

     Io*