Páginas vistas en total

sábado, 8 de febrero de 2014

Me siento tan diferente

  ¡Que difícil es siempre esto de los sentimiento! Porque cuando alguien se te mete hasta el fondo......es complicado controlar todas las emociones que eso provoca. Las bonitas se disfrutan con tanta intensidad, incluso es inevitable hacer partícipes de ellas a quienes nos rodean. En cambio, las que nos provocan tristeza, como es ahora mi caso, nos hunden de tal manera que no sabemos que hacer o decir en cada momento, las que nos "meten en la cama" agarrando kleneex y a llorar, sumergiéndonos en una espiral de recuerdos y más recuerdos.

  Estoy viviendo, tal y como lo siento, de esos que podrían llamarse feos. Siento dolor, físico y emocional. Tengo la necesidad de gritarlo y echarlo fuera, pero a pesar de eso, sé que no sentiré liberación alguna al hacerlo. Extrañar duele tanto......y no me gustar perder las fuerzas para seguir adelante, mi cabeza se niega, mi corazón a pesar de los golpes, insiste.....no se resigna. No soporto un día más sin verte ni hablarte, me es imposible, y es que cuando no estás presente en mi vida me siento tan diferente. 

  Estoy triste, sí, como nunca antes, pero a menudo he de sacar mi mejor sonrisa para que no se note y ahogar en lo más profundo esa angustia por no tenerte, por no saberte. Cuando todos nuestros días resultan iguales es porque hemos dejado de percibir las cosas buenas que hay en nuestra vida y entonces.......ya nada vuelve a ser como antes. Eso es lo que está pasando. Y no es lo que puedas llegar a decirme, que también eso es muy importante, es el hecho de que venga de ti, es que me piensas, me recuerdas, te apetece.....eso es lo que más me gusta, lo que más echo de menos.

  Constantemente me pregunto en que momento he llegado a esto, como he permitido que ocurriese, y es que me siento atrapada entre lo que quiero y lo que debo. Tampoco creo que permanezcas impasible frente al valor de lo que hay, porque ante todo sé que eres humano. Me alaga, sí, que preguntes por mis faltas al mismo sitio de cada día, pero si en verdad quieres verme o saber de mi.......BÚSCAME, que yo lo estoy deseando. 

  La verdad es que poco a poco, momento a momento, palabra a palabra y mirada a mirada te has apoderado de mi, hoy sólo busco pedazos de lo que un día fue. 

  Parece que solo me queda llorarte y esperar a que el tiempo pase y cure esta nueva herida, pero es tan fácil decirlo!!! Esperar........siempre esperar......

  Hoy, fuera hace frío, llueve......el día refleja a la perfección como me siento: alterada, nerviosa, triste, perdida, celosa, vacía.......Hoy más que nunca necesito ese abrazo que me haga llorar si cabe con más fuerza pero que a la vez me haga sentir fuerte, porque ahora, hoy.......no tengo ganas de vivir así.

 Si hago una retrospectiva, no recuerdo casi ningún momento en el que haya sido feliz......., siempre hubo algo que enturbió mis días, mis años. Y cuando empezaron tus mensajes, nuestras conversaciones.........fueron como una inyección de energía, me devolviste la ilusión que creía perdida, el sentirme importante......pero ahora que no los tengo, todos ellos se han convertido en mi obsesión. ¿Ahora, quizá, son para otra?

  Duele.......



    Io*

No hay comentarios:

Publicar un comentario