Páginas vistas en total

sábado, 15 de febrero de 2014

Puestos a pedir........

   A menudo, cuando estamos cerca, cuando por momentos volvemos a ser los de antes, cuando nos escribimos, quisiera detener el tiempo en cada uno de esos instantes y disfrutarlos, y después volver a detenerlos, y estar así, haciéndonos cosquillas sólo con mirarnos, sabiendo que nos tenemos y que son nuestros ojos los que únicamente saben que hacer y decir.

  Quisiera enloquecer hasta que ya no exista más mundo, hasta que no pueda ser más, hasta que nuestros sentidos no sepan por qué.

   Puestos a pedir, quisiera no ser el olvido y que el ahora siempre pueda más; que lo malo que querernos fuese no vivir de suspiros, no saber que se siente al llorarte, al extrañarte; quiero que si te toco sepas que el mundo me duele sólo si tú no estás, y es que no quiero uno de tus despertares, NO!, los quiero todos.


   Quiero ser el mar donde navegues, las alas de tus sueños, que seas mi estrella, pero no una fugaz. Perdón si te llamo, perdón si te escribo, quizá no fue eso en lo que quedamos y vale, quizá no te lo digo "a los ojos" como tú quieres......pero entiéndeme un poco ¿no? Tal vez pueda darte ese momento donde tú eres más sincero aunque el tiempo parezca prolongar con excusas lo que llevo dentro. Tú has hecho sentir que mi corazón puede seguir funcionando, tu luz es quien lo ilumina, has hecho que mis contadas alegrías sean mayores, aunque también me provoques tristezas ¡qué contradicción!, pero a menudo la melancolía me invade, me ataca y vivir sin ti.........me cuesta.

   Siento que hace tanto que te conozco y ahora resulta que me muero por ti y no sé como decirlo ¡hasta del aire que respiras tengo celos! Me da miedo lo que piensas, pero pagaría por esos pensamientos.

  Cada día sueño contigo (cada día), nos buscamos, nuestras manos se entrelazan (y encajan), en una de esas historias que habla de tiempos en los que no hay que preocuparse porque la magia vaya a acabarse.

  Revolucionas todo mi yo interior, miles de mariposas van de un lado a otro incontrolables, cientos de fuegos artificiales explosionan y es tanta la presión que siento por dentro que hasta duele, duele quererte así, desearte......, desearte no por lo que tienes, si no por lo que das, lo que me das. Cuando me despierto siempre busco esa sensación y es la imaginación  la que vuela para recorrer el resto, y no sé si estás o soy yo la que está al lado opuesto. Haces que se me pasen las hora sin darme cuenta y el sol parece salir antes de tiempo para que pueda verte.

  Si tuviera que elegir entre lo que tengo o elegir entre lo más bonito que llevo dentro,....... si tuviera que decirlo, diría que eres tú; como una semilla que se planta y que con un poquito de agua germina rápido y fuerte. Y es que al final, la vida siempre te devuelve lo que le das.

  Ojalá pudiera ir corriendo y mientras te lleno de caricias, susurrarte que tengo una travesura para ti......, para mí, para los dos.

         Io*


viernes, 14 de febrero de 2014

Un año más......, 14 de febrero

  Ay Valentín, Valentín,....... ya no sé si tienes eso de "santo" que suelen colocarte delante, y quizá sea por mi excéptica incredulidad de lo que me toca vivir o porque nunca aciertas conmigo (o eso es lo que me parece a mí).

 Veo como cada año, en este día, las parejas "cumplen" con la rutina de los regalitos especiales, flores (que dicen que no suelen fallas), esas veladas bien organizadas,......a veces como que todo muy artificial, ¿no?. Y es que yo, a pesar del paso del tiempo y de las experiencias que me han tocado vivir, sigo pensando que el 14 es un día más, como el resto. Sorprende más que quizá unos días antes, esa persona que hace que tus días tengan esa luz especial y diferente te sorprenda, prono ya con algo material, sino usando una palabra, una frase, una carta incluso, o.....una mirada, que también puede decirlo todo.

  Os mentiría, y me lo haría a mí misma, si os dijese que no me gustaría disfrutar mañana de una velada con el "okupa" de toda yo. Y es que tengo tan presente todo lo que haría......

  Justo hace unos días, compartía una charla con una amiga cuando así, sin esperarlo, ella recibe una whatsapp de su marido en el que únicamente ponía: "Te Quiero". Ambas nos quedamos con la boca abierta,  menudo detalle.

  Es cierto que el amor, el cariño, el afecto, los detalles y la pasión hay que demostrarlos y practicarlos cada día, eso es lo que las hace especiales.

  Yo, que tengo la cabecita puesta en alguien (aunque trate de autoconvencerme de que no debe/puede ser), celebraría mi especial momento con él cualquier día, ese en el que menos se lo esperase, ese en el que nos abandonásemos a nuestros sentimiento y amásemos sin límites.

  Y a pesar de que no puedo decírselo, así, mirándonos a los ojos, sí que hay algo que yo le expresaría, pero no por este 14 de febrero, si no porque ardo en deseos de hacerlo cada día que lo veo, algo como: 

  "Eres sólo tú el que cuenta; porque he notado que me has mirado diferente, porque lo que yo creo imposible quizá se pueda lograr, porque mis días son más felices si te veo, si me sonríes, si me tocas, porque si me vuelves a preguntar que qué me pasa contigo te diría que todo; porque entre risas, charlas y bromas.......plum! Y es que no me importaría asumir las consecuencias, y jolín.......porque quiero que borres todas mis tristezas. Por eso......¿Serías tú mi pingüino? Así que, ¿qué te parece si nos decimos lo que no nos hemos dicho y vemos si pasa lo que no nos ha pasado?".


  La palabra imposible  no ha de ser nunca posible.

    Io*




miércoles, 12 de febrero de 2014

Pídeme

  A pesar de que siempre consigues alegrarme las mañanas (y no te imaginas lo feliz que eso me hace), cuando llega la tarde y sobre todo la noche, me es inevitable controlar ese sentimiento de añoranza por extrañarte más de lo que debería, más de lo que me pertenece........y es que aunque vaya pasando el tiempo, es algo de lo que no soy capaz de desprenderme, a lo que no quiero acostumbrarme.

  Hoy he visto que es imposible ocultarte nada y menos aún engañarte; si tú te acercas y me miras a los ojos como lo has hecho hoy, ¡me desarmas!, me dejas en blanco y aunque quiera ocultarlo no tiene sentido alguno hacerlo; resulta que yo quiero hacerlo todo contigo, de tantas formas posibles..........., y ¿qué pasa si un día pierdo el control?

 Siempre me sorprendes cuando parece que no estás, como hace dos días......deseándome esas buenas noches, que sinceramente me hicieron descansar mejor; a eso no quiero renunciar, me hace falta.

 Sé que si me pides algo ahora no podría negarlo; también lo sabes y yo sé que lo sabes, tú sabes que yo sé que lo sabes.......y hasta me gusta ese juego. Seguramente es una actitud egoísta, pero no quiero que tengas esa conexión con nadie más, y es que a veces la amistad y el amor son eso, egoístas, pero también generosos, por eso................pídeme un tesoro, pídeme que navegue en ti, que te deje mi vida si hace falta, que sea una loca por ti o un enorme fuego abrasador, que te enamore día a día o te llene de pasión, hasta que te quiera sin pudor...........

  Yo, te regalo el firmamento por una noche de tu sol.

      Io*

sábado, 8 de febrero de 2014

Me siento tan diferente

  ¡Que difícil es siempre esto de los sentimiento! Porque cuando alguien se te mete hasta el fondo......es complicado controlar todas las emociones que eso provoca. Las bonitas se disfrutan con tanta intensidad, incluso es inevitable hacer partícipes de ellas a quienes nos rodean. En cambio, las que nos provocan tristeza, como es ahora mi caso, nos hunden de tal manera que no sabemos que hacer o decir en cada momento, las que nos "meten en la cama" agarrando kleneex y a llorar, sumergiéndonos en una espiral de recuerdos y más recuerdos.

  Estoy viviendo, tal y como lo siento, de esos que podrían llamarse feos. Siento dolor, físico y emocional. Tengo la necesidad de gritarlo y echarlo fuera, pero a pesar de eso, sé que no sentiré liberación alguna al hacerlo. Extrañar duele tanto......y no me gustar perder las fuerzas para seguir adelante, mi cabeza se niega, mi corazón a pesar de los golpes, insiste.....no se resigna. No soporto un día más sin verte ni hablarte, me es imposible, y es que cuando no estás presente en mi vida me siento tan diferente. 

  Estoy triste, sí, como nunca antes, pero a menudo he de sacar mi mejor sonrisa para que no se note y ahogar en lo más profundo esa angustia por no tenerte, por no saberte. Cuando todos nuestros días resultan iguales es porque hemos dejado de percibir las cosas buenas que hay en nuestra vida y entonces.......ya nada vuelve a ser como antes. Eso es lo que está pasando. Y no es lo que puedas llegar a decirme, que también eso es muy importante, es el hecho de que venga de ti, es que me piensas, me recuerdas, te apetece.....eso es lo que más me gusta, lo que más echo de menos.

  Constantemente me pregunto en que momento he llegado a esto, como he permitido que ocurriese, y es que me siento atrapada entre lo que quiero y lo que debo. Tampoco creo que permanezcas impasible frente al valor de lo que hay, porque ante todo sé que eres humano. Me alaga, sí, que preguntes por mis faltas al mismo sitio de cada día, pero si en verdad quieres verme o saber de mi.......BÚSCAME, que yo lo estoy deseando. 

  La verdad es que poco a poco, momento a momento, palabra a palabra y mirada a mirada te has apoderado de mi, hoy sólo busco pedazos de lo que un día fue. 

  Parece que solo me queda llorarte y esperar a que el tiempo pase y cure esta nueva herida, pero es tan fácil decirlo!!! Esperar........siempre esperar......

  Hoy, fuera hace frío, llueve......el día refleja a la perfección como me siento: alterada, nerviosa, triste, perdida, celosa, vacía.......Hoy más que nunca necesito ese abrazo que me haga llorar si cabe con más fuerza pero que a la vez me haga sentir fuerte, porque ahora, hoy.......no tengo ganas de vivir así.

 Si hago una retrospectiva, no recuerdo casi ningún momento en el que haya sido feliz......., siempre hubo algo que enturbió mis días, mis años. Y cuando empezaron tus mensajes, nuestras conversaciones.........fueron como una inyección de energía, me devolviste la ilusión que creía perdida, el sentirme importante......pero ahora que no los tengo, todos ellos se han convertido en mi obsesión. ¿Ahora, quizá, son para otra?

  Duele.......



    Io*

domingo, 2 de febrero de 2014

Mi sueño

   ¿Por qué no puedo dejar de soñarte? Todas las noches, todos los días, a cada uno de los minutos y horas de mis días. 

   Pero parece que mi sueño contigo es imposible de cumplir porque las leyes del destino es como si lo impidiesen. A pesar de ello, en mi mente, cada noche, entre las estrellas, planetas y cometas, navego por el universo disfrutando esa felicidad efímera e ideal.

   Hace tanto tiempo que quiero contarte que lo se siento no tiene ganas de apagarse; que te miro y eso me basta para soñarte, para desearte aún más. Pienso que un día serás todo mío, y es que tengo la mirada puesta en ti............, te veo y no puedo ocultarlo.


   No, definitivamente nunca me sentí así antes, juro que es verdad.......y te lo debo a ti. Viendo el tiempo pasar me he dado cuenta que he estado esperando encontrar a alguien que quiera estar a mi lado, que me haga sentir que cada día es mejor que el anterior, alguien que me provoque las ganas de ser mejor persona, que despierte mis instintos más bajos día sí y día también, ése que dibuje de manera permanente la sonrisa boba en mi cara, el que se muera de ganas por hablarme aunque sea para contarme una simple tontería y que tenga la necesidad de escribirme en la madrugada para decirme "te extraño a mi lado", alguien en quien confiar.

   Y cada vez que lo imagino es a ti a quien veo; te has clavado bien en mi corazón, ¿eh?.

   Quiero sentir la sensación de cuando esperas y esperas ESE mensaje, y que por más que mires al móvil mil veces no termina de llegar, pero que en cuanto te despistas, un segundo, llega triunfal y dice exactamente lo que tú deseabas. Ese instante te colma de felicidad.

   Ya sabes que me haces falta, que te echo mucho de menos, quizá demasiado, que siento que antes era más "guay". Sentir distancia contigo me desquicia. Lo que quiero es compartir las mismas risas contigo, hablarte si me apetece, si nos apetece, hacer esos "breaks" de café o cañita la mar de agusto, por eso es que echo de menos a mi cómplice, ese que de la nada se hizo tan presente en mis días. No quiero decepcionarme contigo, porque aunque olvidemos........, nada vuelve a ser como antes.

   Sólo recuerda una cosa: eres alguien de quien nunca obtendré bastante. Y te diré algo más: ésto, puede ser amor. GRACIAS.

     Io*