Páginas vistas en total

domingo, 27 de octubre de 2013

¡Cómo decirle a alguien que te gusta, cuando esa persona.........no está disponible!

  Hola de nuevo........sólo han pasado 36 horas desde la última vez que nos vimos y ya quiero volver a verte. Ojala pudiera hacértelo saber sin miedo; que sonrieras mientras lees mis mensajes, y mientras lo hicieses recordases que te sigo echando tanto de menos.

  Yo no te pido nada, aunque quiero ser esa locura que vibra dentro de ti, que seamos confidentes y que entre nosotros no quede ningún espacio, quiero llenarme de tu aroma, impregnarme de tu piel y, por supuesto, conocer todos tus sentimientos.

  Pero......¿cómo puedo hacer para decirte todo esto? Si es que tiemblo por ti, mi nombre suena diferente cuando tú lo pronuncias, mi cuerpo reacciona diferente cuando tú lo tocas, yo soy una persona distinta cuando estoy contigo; me siento bien, importante y me gustaría que se hiciese real alguna de las cosas que pienso de nosotros (aunque sé que no es bueno fantasear, pero ¿se puede evitar?).

  Yo sí que necesito que tú me hagas un regalo. Lo que quiero es un sueño escondido, de esos que no se pueden abrir delante de mucha gente, porque ya no quiero hacerme más daño, porque el regalo más grande puede que seas tú, el regalo que más disfrutaría abriendo.

  Me colaría por tu ventana y te diría en sueños: tus labios son de seda, tus dientes de color de la luna llena, tu risa la sangre que corre por mis venas........ y es que es por ti (cómo decían Cómplices) por quien yo veo océanos donde sólo hay charcos.

  Pero resulta que a pesar de todo esto, no sé cómo decírtelo....Por más que lo intento, me lo propongo, no me atrevo a mirarte a los ojos y zas........

    Io*


miércoles, 23 de octubre de 2013

Llegaste tú.....y todo cambió

  Fueron más de unos cuantos días, exactamente 1 año, lo que tuvo que transcurrir para despertar en mí eso que nos hace los más felices de la faz de la tierra, pero que a mí se me resiste, por eso es que me dicen que soy difícil.

  Y es que he visto reflejada mi mirada en tus ojos; tu aroma despierta mis sentidos; me obligo a cerrar la mente, respirar y no pensar.......pero me es imposible.

  Ahora parece que mi razón es buscarte, hablarte, mirarte.......no decirnos nada quizá, pero que compartas un ratito conmigo me hace feliz, aunque lo peor llega cuando te veo marchar cada día, sabiendo que hasta el siguiente día no habrá más; ver que hay días que ya no compartimos ningún otro momento,......y eso no me gusta, no me gusta NADA.

  Estoy muy confundida, no sé ni lo que pienso y lo peor: tampoco sé que piensas tú, ni tan siquiera una pista......eso me pierde aún más en este gran océano.

  Quien la sigue la consigue, eso se suele decir, y para saber si lo que tenemos es lo mejor y no lo que quizá nos espera en el futuro........ ¡Hay que probar!

  Sólo sé que eres tú quien me tiene revolucionada, quien parece que me ha calado, y tú quien podría convertirme en mejor persona. Estoy segura.........porque contigo todo está siendo diferente.

  Me encantaría saber cuál es la percepción que tienes de mí. Me da miedo no poder disfrutar de esto; no ser capaz de apostar porque haya otra que tenga una mano más potente.

  Es tu risa quien contagia de alegría los rincones de mi vida, tú quien invade de felicidad un ratito de mis días. Cuando me escribes me devuelves la sonrisa aunque esté agobiada, porque pienso: algo también se acuerda de mí!

  Apareciste cuando ya no lo esperaba aunque el destiempo marca todo esto porque tú, ya tienes a alguien en tu vida. Imploro paciencia para esperar, esperar a que se me pase o esperar a atisbar un haz de luz; anhelo dosis esperanza para luchar, fuerza y también alguna señal.

  ¡Y qué si te digo que eres con quien tanto soñaba! Hablar cada noche contigo antes de dormir es lo que más me gusta.......y ahora lo echo de menos.

  Y es que llegaste tú.......y todo cambió.

    Io*

domingo, 20 de octubre de 2013

Sentimiento

  Me gusta escribirte. Crear esas cartas que quizá no leas.

  Estoy aprendiendo que el amor son esos mensajes que igual no quieren decir nada, pero que lo dicen todo, a los que no prestas atención cuando llegan a diario pero que se convierten en obsesión cuando empiezan a faltar. Y es que hay quien dice que el amor te vuelve idiota, pero generoso.

  A menudo sueño contigo, que te acaricio, que te beso......y tú me correspondes. Parece tan real, que me despierto con tu sabor en la boca y eso que no te he probado!!! He de confesar que pagaría por ello si me lo pidieses (ser una romántica empedernida no parece sano a veces).

  Cada hora, cada minuto, cada segundo te echo de menos, tus mensajes, tus saludos, todos esos momentos en los que, aunque sea por una fracción de segundo, me dedicas a mí, para hablar, cotillear, para una tontería.......eso da igual.

  Me gustaría ser firme conmigo misma y mandarlo todos a la ........, pero estaba cabecita mía es algo dura, y de la "patatita" ya ni hablamos. Ella no entiende de si puede ser o no. Ella sólo te ve y se agita, te siente cerca y se emociona. Embriagas de bonitos pensamientos y sentimientos todo mi ser, y por eso te doy las gracias: GRACIAS!!!

  Me has herido, sí, y ahora no se vale hacerlo y luego desaparecer como si nada. Hemos quedado en nuestras charlas que no se vale ni mentir ni decir por decir, ¿no?

  Sólo puedo decirte que te espero. Te espero en el mismo sitio de siempre, el de todos los días, a la misma hora y con más ganas aún. Creo que tú sabes que lo hago y por eso cada día vuelves. Pero ya no me importa que lo sepas.

  ¿Te he dicho que te echo de menos? No sé si te acordarás de mí tanto como yo, pero te buscaría una y otra vez aunque tuviese que hacerlo entre un millón de estrellas, porque siento que te has convertido en centro y fin de todo mi universo. En el vacío inmenso de mis noches, te siento.



    Io*

jueves, 3 de octubre de 2013

Comámonos.....


                                     Fueron cuatro los segundos que pasaron 
                            hasta que pude encontrarte entre los rostros congelados. 
Y pasó una eternidad al mirarte y contemplar 
en tus ojos reflejada mi mirada. 
Y hoy bendigo las razones casuales por las que decidiste 
elegir mi banco para esperar, para encontrar... 
Fue tu roce, fue tu aroma, despertando mis hormonas, 
lo que me obligó a cerrar la mente y respirar, y controlar la activación 

Y mi razón se convirtió en buscarte entre las calles, en los parques, tiendas, bares; en sonrisas y destellos de cristal. 
Quien siguió la consiguió y esta historia comenzó a brillar 
Y buen día te atreviste a confesarme que tenías tanto miedo a que yo supiera de tu realidad, y no comprendes… 

Que no es tu signo positivo en que invierte en conflictivo 
las cosas del querer. 
Que eres tú quien me revuelve, que eres tú quien me enamora, 
tú quien me convierte en la mejor persona .
Y si tengo que gritarte lo que siento: 
Te digo que te quiero con tu suerte, con tu mierda, 
con pasado, con presente, con o sin enfermedad. 
Y tú no vez que quiero seguir comiéndote a besos…

Y es que el miedo que yo tengo es simplemente 
no poder saborearte lo suficiente. 
Es dejarte escapar, es vivir sin apostar 
por quien juega con la mano más potente; 
Son tus ojos, no tu sangre, los que arrastré a mi cama, 
cada noche y cada día al despertar... 
Y es tu sexo, no tu sangre, el que se adentra protegido 
entre los huecos más oscuros de mi intimidad, y no comprendes... 
Que es tu risa, no tu sangre, quien contagia de alegría, 
las esquinas, los rincones de mi vida 
Que eres tú, que no es tu sangre, quien invade de felicidad mis días 

Que no es tu signo positivo en que invierte en conflictivo 
las cosas del querer 
Que eres tú quien me revuelve, que eres tú quien me enamora, 
tú quien me convierte en la mejor persona 
Y si tengo que gritarte lo que siento: 
Te digo que te quiero con tu suerte, con tu mierda, 
con pasado, con presente, con o sin enfermedad 
Y tú no vez que quiero seguir comiéndote a besos…


     Io*