Páginas vistas en total

viernes, 23 de noviembre de 2012

¿Dónde está......?

Parece que la luna nos de la espalda a las eternas soñadoras, a las que nos tachan de demasiado exigentes, las que a pesar de que las oportunidades se nos volteen, seguimos pensando que las nubes son suaves algodones en las que podríamos tumbarnos y pasar horas contemplando pasar el tiempo en compañía de ÉL.


Pero, ¿dónde está ese amor del que tanto hablan? Una y otra vez, seguimos preguntándonos porqué no nos sorprende de verdad, rompiendo nuestra calma. Quiero acariciar tu pelo, pintar mil colores en el cielo por ti, rozar suavemente tu boca, hacer que olvides que el mundo entero e incluso que olvides las horas, hacer que todo sea un sueño, NUESTRO sueño.

A veces parece que estás ahí, parece que vas a llamar a mi puerta; y cuando te siento cerca, tan cerca, cuando de verdad todo parece un sueño y mis horas se detienen, parezco despertar como de un sueño, rogando por poder rozarte una vez más.

A pesar de todo, seguiré mirando a la luna, esperando por si aparece. Los sueños a veces se hacen realidad, y nos sorprenden.

    Io*

lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Ángel o Demonio?

¿Cómo ha de sentirse una consigo misma cuando intuye que se está involucrando en medio de algo que parece consolidado?

Esa pregunta resuena una y mil veces dentro de mi cabeza, como un disco que se repite una y otra vez. 

Dentro de mis principios no entra el hecho de intentarlo, siquiera, con alguien que tenga algún tipo de compromiso, primordialmente porque no me gustaría que me lo hiciesen a mí; pero a veces, como que nos olvidamos un poco del valor de esos principios y nos dejamos llevar por las emociones de los momentos que se suceden. Porque es cierto que tenemos que vivir el presente, sí, y hacerlo tan, tan, tan hermoso, que merezca la pena recordarlo eternamente, pero también está el hecho de pensar en esas terceras personas, y yo, me sentiría verdaderamente culpable.

La cuestión que me planteo es, ¿quién soy yo en todo esto? y tras pensarlo muy bien, siempre llego a la misma conclusión: Simplemente soy alguien que cada noche sueña contigo, que se despierta con la ilusión de volver a verte, oírte, aunque aún tú no lo sepas. Alguien que quiere vivir al abrigo de tu corazón y poder llamarlo hogar, alguien a la que dejes amarte en todas las facetas de tu vida.Sí, porque siempre me repito ¿porqué tiene que parecer todo tan difícil a menudo? Es como si los "prohibidos" tuviesen un olor especial, y quizá lo tengan, quizá el hecho de estar "prohibidos" sea el kit de la cuestión, mi problema.


Hoy te he tenido tan cerca, que aún a estas horas percibo tu tan deseable olor en mi olfato. En realidad no sé que me has hecho, pero mataría una y mil veces por una de esas miradas tuyas, no las cambio por nada.

No sé si seré Ángel o Demonio, o si llegaré a serlo, en realidad no me importa. Yo prefiero quedarme con esos detalles que hacen que cosas pequeñas llenen mundos, con esas sonrisas y miradas que provocan la mejor sensación del mundo: saber que tú puedes ser el motivo para que alguien sonría.

Porque las emociones no se pueden inventar ni fingir, se sienten, simplemente se sienten.


    Io*