Páginas vistas en total

domingo, 27 de mayo de 2012

Cinco minutos

Perdón si te llamo, perdón si te escribo. Yo tenía otros planes para mí. Perdón si te busco, pero echarte de menos de lunes a lunes, me vuelve loca.

Tener sólo 5 minutos al día para verte, impregnarme de ti y disfrutar de tu compañía, me son insuficientes, necesito más. Mis sueños son en color, tan reales!, y hasta me invento cualquier cuento para hablarte.

Me inquietas, despiertas en mí cosas casi olvidadas, has llegado calando hasta los huesos. Me agita tu voz y hasta siento escalofríos si nos acercamos; siento que hay respeto y ternura a la vez. Me gusta, también, mirarte en silencio y pensar que sin tenerte, te tengo.

Ir a contracorriente es duro, pero parece mi destino; hasta me siento como un ladrón buscando su fortuna.

Mientras tanto, miro la vida pasar, pero no quiero aceptar que no vendrás. ¡Tenemos pendiente ese café!

       Io*

No hay comentarios:

Publicar un comentario