Páginas vistas en total

domingo, 4 de marzo de 2012

Besos

De estas casualidades de la vida, ha llegado a mis manos un libro curioso.


Se trata del Catálogo de besos, de Raquel Díaz Reguera, y como me ha encantado, voy a compartir con todos vosotros los que más me han gustado. Resulta que no todos los besos son bonitos aunque salgan del mismo sitio. 


Espero que con la gran variedad de ellos que existen, aprendamos todos a apreciarlos, saborearlos y, por supuesto, practicarlos.


Hoy repasamos el BESO QUE NUNCA SE DIO.


Este tipo de beso vive en la imaginación, en el hueco que queda entre los recuerdos de las cosas que nunca sucedieron y los sueños que no sucederán. Es un beso que resiste las embestidas del tiempo, taciturno y fugaz. Suena a acordes menos y aparece en noches solitarias y perdidas o en las horas de defensas bajas.
                                                                                         
Por lo inexistente de su existencia, está hecho de brisa, nunca roza los labios y sin embargo………. Se sirve con salsa agridulce y suele quedar prendido en la solapa de los deseos imposibles.

Una vez que aparece es inútil rehuirle. Es aconsejable dejarlo reposar en la sonrisa, deambular por la casa y que brille en los ojos. Luego se marchará sin dejar rastro. De todas sus modalidades destacamos el “mejor arrepentirse de lo hecho que de lo que nunca se hizo” y el “cuenta pendiente”.

Yo os aconsejo que no dejéis ninguno de este tipo de besos pendiente, mejor llevarse por delante lo que se pueda. 

****

No hay comentarios:

Publicar un comentario