Páginas vistas en total

domingo, 11 de marzo de 2012

Beso "PROHIBIDO"

     
     El análisis de este beso comprende gran complejidad. Pueden surgir innumerables variantes, aunque eso sí, todas comparten una característica inalterable: bajo ninguna circunstancia consiguen evitarse. Suele calificarse de "prohibido", porque puedes llegar a dárselo a alguien aún sabiendo que está mal hacerlo, porque puede que a quién se lo des, no te convenga, pero que la atracción sea tan fuerte que sea imposible evitarlo y hasta el lugar suele ser inapropiado.

     Ambos pueden llegar a saber que se atraen, hacen hasta lo imposible por estar juntos (aunque sea sólo un ratito) e incluso filtrean. 

     Este beso puede reposar en los labios durante un espacio prolongado de tiempo, pero antes o después buscará el lugar predestinado.

     Quema en la boca o en la imaginación. En el segundo caso pueden ser decepcionantes, por lo que es recomendable no hacerlos esperar demasiado. Eso sí, cuando no decepcionan, son totalmente adictivos. Necesitas más y más y más.

     Es un beso apasionado, febril y con un sentido de la orientación muy preciso. En su versión más dicharachera tiene tendencia a la nocturnidad, al capricho y a la improvisación. En la más reposada, es un beso estudioso del lugar deseado, reflexivo y paciente y desencadena una noche de atracón de besos, de esas de las que no debemos prescindir. Suelen tener ese sabor dulce que a todos nos embriaga, porque siempre decimos que lo prohibido, al ser tan tentador, nos proporciona ese gusto tan diferente al resto.


        Io*

No hay comentarios:

Publicar un comentario