Páginas vistas en total

lunes, 26 de marzo de 2012

Pasar página

Cuando crees que el sol ya no volverá a salir, cuando te sientes atrapada en un enorme túnel, oscuro, frío, vacío, donde sólo escuchas ruidos que ni tan siquiera sabes de donde provienen, es tan bonito empezar a vislumbrar un pequeño haz de luz, aunque sea a lo lejos, pero que te llena de alegría y esperanza, soñando con que quizá sí, todo pueda llegar a cambiar, a mejorar, a ser como de verdad te mereces. Algo bonito.

Sentir es maravilloso. Te hace recordar que estás viva, que el corazón te palpita dentro, a ritmos acelerados y lentos a la vez, te hace estar activa mentalmente, siempre buscando “recursos” para llevar a buen puerto nuestro deseo, nuestro sueño.

A menudo nos sorprendemos cuando, aparentemente, de la noche a la mañana, empezamos a ver a una persona de manera distinta. Cuando ni tan siquiera nos habíamos fijado en que tal ser existía. Sí, estaba presente, pero ni en sueños había pasado esa idea por la cabeza.

Las historias son como los libros. Pasamos cada una de sus páginas, esperando poder aprender todo lo que podamos de cada una de ellas, y no tener que volver a atrás a releerlas. Una buena amiga y yo misma estamos en esa tesitura. Creo hemos conseguido pasar esa página que tanto nos ha costado, para encontrarnos en la siguiente a algo que nos gusta, que nos ha sorprendido y que nos apetece disfrutar.

Cuando todo lo que le ocurra a él te importe, es cuando ese chip imaginario, ha sido activado. A partir de ese momento, más de la mitad de tu vida gira en torno a él, lo que hace, lo que piensa, lo que quiere.

Sentirse ilusionada, saber que hay alguien que piensa en ti, que quiere verte, compartir su tiempo contigo, seguir conociéndote, te hace estar de mucho mejor ánimo, enfrentarte a la rutina diaria con una sonrisa, dejando a atrás los agobios.

Las ilusiones son como todos y cada uno de los días: cuando parecen que se van apagando, zas!!!! el sol vuelve a brillar, si cabe aún con más fuerza que el anterior, llenándote de energía positiva, renovándote, haciéndote sentir más fuerte y con ganas para empezar lo que se ponga por delante.

Mi querida “Murron”, te deseo,  en esta etapa, muchísima suerte. Déjate llevar, no caigas en los mismos errores que anteriormente; disfruta de cada momento, de cada palabra, de cada mirada; pero recuerda: mantén siempre los pies en la tierra.  Yo siempre estaré esperando noticias, alegrándome por tus éxitos.

Besos mil.

Io*

sábado, 24 de marzo de 2012

Lucha, grita, llora, ama.......


Estoy sentada en la oficina, sin muchas ganas de trabajar, dejando volar mi mente, vagando por mis recuerdos, reproduciendo en mi mente películas imposibles  y en lo único que pienso es: “¿Por qué tenemos tendencia a hacer todo tan complicado?”.

Como ya imaginaréis, me refiero a ese maravilloso clímax que el ser humano alcanza cuando se encuentra extasiado y henchido de amor.

Amor, palabra de cuatro letras, simple en su escritura pero infinita en su significado. Sentimiento y estado, que nos hace cometer locuras, decir barbaridades, volar teniendo los pies en el suelo, perder consciencia de la realidad, dejarnos sin respiración  y soñar estando despiertos. Daríamos un pedacito de nosotros por tener alguien a nuestro lado que tenga la capacidad de paralizarnos con una simple mirada, que nos despertara los instintos más salvajes, o que el suave roce de su aliento nos haga estremecer.

Nos empeñamos en hacernos los valientes, los fuertes, los independientes, pero todos sabemos que sin amor no somos nada, y no me refiero simplemente al amor de pareja, si no, a cualquier tipo de amor; a ese amigo incondicional, a ese amor fraternal, a esa persona que te hace ser TÚ; ese amor que te hace seguir hacia adelante, que te ayuda en los momentos difíciles y que te arranca una sonrisa cuando más lo necesitas, a ese amor que te hace simplemente vivir.

Lamentablemente muchas veces, no sabemos apreciar lo que tenemos o nos empeñamos en forzar algo que no es y no puede ser. Pero cuando menos te lo esperes, abrirás los ojos, mirarás al frente y verás todo aquello que siempre buscaste, que siempre soñaste.

Una y mil veces, me pregunto, por qué el ser humano tiene tendencia a hacer todo tan difícil. Si quieres algo: lucha por ello; si te apetece reír, hazlo; si quieres gritar, grita hasta quedarte afónico; si quieres llorar, llora sin remordimiento y si quieres amar, hazlo hasta enloquecer.

            No busques la perfección, no existe; no pienses en el que dirán, simplemente se tú.


             Murron






viernes, 23 de marzo de 2012

Sólo tú

     
     Detrás de los latidos ecos del reloj y de mi corazón, detrás de mi sonrisa casi sin color, detrás de los espejos y las sombras.......estás tú.


     Detrás de las pisadas de los días que vienen y van, detrás de ese calendario que adelanta marcha a atrás, detrás de la prisión de mis noches.......estás tú.


     Por más que me digo mil veces (y que también me recuerdan que no debe ser) que debo seguir mirando hacia adelante y vivir, por más que reniegue de tu nombre..............., no puedo librarme de ti.


     Te siento en las canciones que escucho, en los pasajes de mis recuerdos, en los colores del día, en los silencios que de noche gritan en mi soledad; a pesar de saber que estás en los besos de otra, que me recuerdan que no estás, no puedo librarme de ti.


     Detrás de cada esquina te busco, detrás de mi teléfono que no suena todo lo que yo quisiera, detrás de los conflictos entre mi calma y mi ansiedad.............estás tú.


     Detrás de todo, sólo tú.


     ¿Por qué no puedo librarme de ti?


             ****



sábado, 17 de marzo de 2012

Quiero


            Quiero envolverme en tus brazos, que entre tú y yo no exista ninguna distancia; quiero llenarme con tu aroma y saborear tu boca, que seamos confidentes; quiero saber de verdad quién eres, impregnarme por completo de ti………..Demasiados “quieros”, que creo tardarán en desvanecerse en mí.

Sé que estoy corriendo en contra del viento, que nunca podré llegar a conocer tus sentimientos y que en el fondo, te esperaré todos los inviernos, porque me siento tan frágil como el papel. Pero es que las cosas más hermosas no se ven, sólo se sienten.

No sé que magnetismo ha dejado ciego a mis ojos. Si miras bien mis manos y mis labios te darás cuenta de que te quieren tocar, y es algo que no muy a menudo suele pasar. No creí jamás poder perder así la cabeza.

Me gusta creer en la magia de las personas y determinadas situaciones. Aún recuerdo el día en el que nuestras miradas se encontraron de esa manera especial, sonreímos y sin quererlo,………..volvió a pasar. Me faltan fuerzas para olvidarte y aceptar que eres de otra. Cómo me hace sufrir esta situación, maldigo este sentimiento, no debo soñar ni tan siquiera con tu boca.

¡Verte todos los días es lo ideal!, pero como duele también eso.

Odio la tristeza y las lágrimas derramadas por el pensamiento de cómo podría haber sido, de lo mucho que te querría.

Los rayos de sol de cada mañana siguen saliendo, y sigues en mí. Ya formarás parte de mí por siempre. Tengo muy presente el sonido de tu voz, tu forma de mirarme y sonreírme, lo que me hace añorarte aún más. Pero sé que no estás; te busco y no estás.

Me encanta imaginar que quizá alguna vez piensas en mí. Sé que puede que sea así. Eso se siente. Basta con respirar profundo.

Yo no puedo acostumbrarme aún a que no podrá ser, no puedo. Quiero hablarte ahora. Yo estoy aquí, disponible, siempre disponible, lo sabes, te lo dije en alguna ocasión. Y es que en mi cabeza resuenan una y mil veces esas palabras que ya no escucharás. Intento sumergirlas en un suspiro, haciéndolas salir para ti. Todas y cada una de ellas son para ti. Quizás las sientas, posándose entre ambos, pero no las puedo repetir, duele.

A pesar de todo, quiero seguir soñando un poquito más.


Io*

miércoles, 14 de marzo de 2012

Quién


     Escúchame, quiero que sepas, que estas palabras van para ti; nacen de ti; me has servido de inspiración.

       Escúchame, si estás ahí, quiero que sepas, que hoy me di cuenta que necesito verte a diario. Que no me olvido, aunque haya una gran distancia que nos separa. Que a menudo caigo en el recuerdo de algo tan simple como haya sido el roce de nuestras manos, y me hace sonreír dentro de la tristeza que siento ahora. Me has devuelto la sonrisa por las mañanas.

       En tu boca he llegado a ver la rebeldía que tanto me gusta, ¡pero tengo que aprender a descifrar mejor! No quiero que el reloj de mi corazón se detenga. Tal vez he sido yo la que ha visto una ilusión paralela a la realidad, pero dime, ¿quién me salvará ahora de estar así?


       Pero también pienso que no tengo siquiera el derecho a "reclamar" nada de ti. Yo sí soy de las que creen en historias de Romeos y Julietas, de esas en las que se muere de amor. Dicen que se sabe que las cosas son verdaderas, cuando duelen tanto, como si te apretasen directamente el alma. La verdad de "esto" ha sido,que TÚ llegaste a mí, sin previo aviso, sin permiso, como si nada; sin proponértelo apuntaste en toda mi alma,  y gracias a ello me ayudaste a olvidar otra historia. Mi corazón estaba preso y ahora toda la oscuridad que lo rodeaba, se ha disipado.

       Pero ahora ya no me queda nada de valor para plantear lo que había imaginado. Todo se quedará en el aire, para siempre, porque nunca sería tan egoísta contigo como para comprometerte así. No me refugiaré en ti. Volveré a encontrar la libertad y trataré de seguir siendo feliz.

        Que tú también seas feliz, es mi deseo para ti.


        Io*


martes, 13 de marzo de 2012

El Beso "Mirada"

          
     Es quizás el beso con el que siempre terminamos diciendo:”me ha dejado con la miel en los labios”, precisamente porque no llega realizarse de manera física, pero sí se vive de manera intensa, como si fuese el último que vamos a dar.

   Está compuesto de miradas indómitas, de pasiones desbocadas, de un quiero y no puedo.

    Es aquél que una siente, cuando percibe de la persona que ocupa principalmente sus pensamientos esa mirada que todo lo dice. Esa, a la que no le hace falta ir acompañada de ninguna palabra que la adorne, si no que el sólo movimiento de los ojos, una sonrisa y algún gesto cómplice le basta para llenarlo todo y ser por un momento el centro de tu universo.

     Se pueden llegar a sentir tantas y variopintas sensaciones a la vez cuando alguien posa “ese beso” en ti, que en la mayoría de las ocasiones una pierde la noción del lugar y tiempo en el que se encuentra, pero que alegra tanto, el día o noche, que todo lo demás no es que quede en segundo plano, sino que directamente pasa a último lugar, ocupando ese momento todo el espacio disponible en corazón y cabeza.

     Bien decían hace tiempo que a veces sobran las palabras porque una mirada ya se basta sola para decir todo lo que se siente. En ocasiones y debido a las diversas situaciones y personas que nos vamos encontrando en el camino, no podemos besarlas tal y como nos gustaría, por eso nos conformamos con depositar en ella, a través de nuestra mirada, el más dulce de los besos.

    El mío, quizá ahora tenga un solo dueño; por eso, aprovecharé todas las oportunidades que tenga para besarlo a mi manera.

      Io*

domingo, 11 de marzo de 2012

Beso "PROHIBIDO"

     
     El análisis de este beso comprende gran complejidad. Pueden surgir innumerables variantes, aunque eso sí, todas comparten una característica inalterable: bajo ninguna circunstancia consiguen evitarse. Suele calificarse de "prohibido", porque puedes llegar a dárselo a alguien aún sabiendo que está mal hacerlo, porque puede que a quién se lo des, no te convenga, pero que la atracción sea tan fuerte que sea imposible evitarlo y hasta el lugar suele ser inapropiado.

     Ambos pueden llegar a saber que se atraen, hacen hasta lo imposible por estar juntos (aunque sea sólo un ratito) e incluso filtrean. 

     Este beso puede reposar en los labios durante un espacio prolongado de tiempo, pero antes o después buscará el lugar predestinado.

     Quema en la boca o en la imaginación. En el segundo caso pueden ser decepcionantes, por lo que es recomendable no hacerlos esperar demasiado. Eso sí, cuando no decepcionan, son totalmente adictivos. Necesitas más y más y más.

     Es un beso apasionado, febril y con un sentido de la orientación muy preciso. En su versión más dicharachera tiene tendencia a la nocturnidad, al capricho y a la improvisación. En la más reposada, es un beso estudioso del lugar deseado, reflexivo y paciente y desencadena una noche de atracón de besos, de esas de las que no debemos prescindir. Suelen tener ese sabor dulce que a todos nos embriaga, porque siempre decimos que lo prohibido, al ser tan tentador, nos proporciona ese gusto tan diferente al resto.


        Io*

viernes, 9 de marzo de 2012

Beso de película


             Besos cinematográficamente perfectos. Son apasionados, tormentosos, espectacularmente llamativos. Besos en blanco y negro o en color, en primer plano, contrapicado, a media luz, a cámara lenta. Prohibidos, imposibles. Todos ellos, inevitablemente, con música de fondo, bandas sonoras tan inolvidables como los besos que acompañaron.


             ¿Quién no ha soñado alguna vez con la escena de Ghost, cuando Patrick Swayce, en medio de la noche, se despierta solo en la habitación y va en busca de su chica? Es tan sensual la escena del momento arcilla, que la sola B.S.O utilizada, es icono en el ideal de momento  a recrear para cualquier chica.


                O, ¿Cómo olvida ese beso de Jack y Kate sintiéndose los reyes del mundo, contando como únicos testigos de su amor al viento y el sol del final del día?


             Algunas de nosotras, igual, en alguna ocasión, también hemos dicho que no podíamos enamorarnos de alguien en particular, yo soy fiel reflejo de eso. Pero enamorarse de alguien en inevitable, no podemos elegir de quién lo hacemos, simplemente surge. De esa persona recibiremos el beso más dulce, apasionado y que recordaremos para los restos.


               El beso más inocente que podamos dar o recibir, puede llegar a marcarnos también, porque puede ser o nuestro primer beso o el que de comienzo a una bonita historia, que se quede en recuerdo o nos proporcione una experiencia inolvidable.


            Yo, recrearía, una y mil veces, cada uno de estos y otros muchos besos que han marcado mi vida. Los que he dado,  todos los que se han quedado en el tintero y los muchos que espero aún me queden por dar y recibir.

¡BESEMOS TODO LO QUE PODAMOS!

     ****

jueves, 8 de marzo de 2012

Beso "Comisura"



              Este tipo de beso cuando se entrega, abre caminos y deja sabor a buenos presagios. Es pretencioso, desvela parte de lo que guarda y de lo que vendrá después. Se cocina con un aliño de seducción y miradas especiadas, se hornea lentamente, muy lentamente, con algo de levadura y una caída de párpados, por eso, da rodeos antes de llegar al lugar de destino. La boca que lo recibe suele morderse los labios y regocijarse en las señales favorables para unas horas festivas. No baila, se balancea.

            Puede darse en cualquier ambiente, pero le gusta aparecer en recintos con luz  de penumbra y en las cenas para dos, que se andan buscando. Se acompaña de una melodía suave, tocada por un piano. No besa, le basta rozar los labios.

             El que da este beso puede hacerlo de manera intencionada o por mera casualidad, pero ese tipo de "casualidades" son tan gratas para el que lo recibe, que en el 99% de los casos es acogido con asombro de grata sorpresa. Enciende automáticamente el interruptor de las mariposas en el estómago, porque puede que haya sido dado casualmente, pero en ese mismo instante ya pasa a ser algo importante. Si es dado a propósito, revoluciona todas las terminaciones nerviosas, quedando el sabor dulce de recibir el BESO, de una vez.

           Io*


miércoles, 7 de marzo de 2012

Beso de "Buenas noches"


             Beso dulce, cariñoso y de esos de acurrucarse bajo las sábanas. Suele ir seguido de una postura que se adopta entre dos a la hora de dormir, a la que llamamos “cucharita”. Siempre se acompaña de un “buenas noches”. Puede tener como precedente un derroche de sábanas revueltas o una calma de noche de pasión en reposo. 

       Hay quien lo entrega en la frente o la mejilla, sin embargo es mucho más recomendable suministrarlo sobre los labios, para despojarlos del sentimiento fraternal.
  
            Son la llave maestra para un descanso a pierna suelta. Se hornean con un bostezo y un almohadón. No son pasionales ni ardientes, nunca hierven, pero siempre tienen la temperatura perfecta para sentirse bien.

¡BESOS DE BUENAS NOCHES PARA TODOS!

         Io*


Beso de "Buenos días"



           Este beso se aloja en el despertar y se cocina con una canción matutina. Tiene aroma de baño con espuma, y está compuesto de zumo de naranja y tostadas. Suele caer sobre la boca. Es alegre y normalmente sutil.

            Puede acompañarse de un desayuno en la cama o de un “hasta luego”, que deja a los labios destinatarios entre las sábanas con regusto a mermelada y a anticiclón y con augurio de un buen día.

        Un beso de buenos días es la mejor manera de comenzar la mañana y un antídoto infalible contra el mal humor y los resoplidos tempraneros.

            Puede conseguir que un sábado radiante se cuele a mitad de la semana.

¡MUCHOS BESOS DE BUENOS DÍAS NECESITO YO!

       Io*

martes, 6 de marzo de 2012

El primer beso


                  Sólo aparece una vez en la vida. El siguiente beso nunca ya, será el primero. Siempre reposa en los labios novatos, ansiosos y muertos de ganas de besar. Es torpe, impreciso y tímido, pero envalentonado.

            Sabe como a chocolate. Es febril, inexperto y nervioso. Se sirve con calentura e imprecisión, con exceso de maquillaje y perfume y tratando de parecer más conocedor en la materia. Rara vez se guarda en secreto, tanto si se da como si se recibe, es publicado con una gran sonrisa y la chulería del que ya sabe más de la vida.

            Tiene fama universal por ser un beso que se recuerda toda la vida; parece, por lo tanto, que se escribe con la misma tinta que el “BESO” (en mayúsculas).

              ****

lunes, 5 de marzo de 2012

"EL BESO" (en mayúsculas)

       
          Es aquel que no hay manera de borrarlo de la memoria. Uno de mis favoritos, porque a menudo, suelen guardar gratos recuerdos de un momento cumbre en la vida de un@.

            No existen ni desvanecerrecuerdos ni atrapaolvidos que lo borren, o al menos lo ahuyenten cuando sea inoportuno. Está escrito con tinta de bolero y, al igual que los vinos, con los años toma cuerpo, con cada rememoración se crece y eso lo hace ser cada vez más imperecedero. 

            Se esconde entre sístoles y diástoles, en las curvas de los recuerdos. Hay algunos que provocan una leve sonrisa. Sin embargo, aquellos que tiene demasiado gusto a nostalgia pueden ser una puñalada trapera para el alma. Pero a pesar de ello, siempre tienen un significado especial, importante y que siempre, siempre vivirá en la memoria, aunque sea en un apartado rincón.

               Es el beso que todos merecemos recibir.

             ****

domingo, 4 de marzo de 2012

BESO DE CONVERTIR PRÍNCIPES EN RANAS


            Este ejemplar podemos encontrarlo en los labios de aquellas personas inocentes y confiadas en la existencia del príncipe azul, tal como le contaron los cuentos de hadas, con el agravante de estar convencidas de haberlo encontrado y ser lo perfecto.

            Este beso no se premedita; quien lo entrega desconoce su efecto y de repente, ante sus ojos, el receptor, de un solo beso, pasa del estado de príncipe soñado al de rana común, muy común, de charca, sin ni siquiera enterarse.

             Quizá muchos de nosotros hemos sentido ese beso alguna vez, porque ¿a quién no se le ha desmoronado su príncipe azul alguna vez?  Es más, va a resultar y todo que éstos ni siquiera existen.

            A partir de ese momento no habrá forma ni antídoto que haga regresar de su estado  al hombre encantado.

             Suele servirse a temperatura ambiente, pero una vez servido, ésta desciende hasta el grado de la decepción y suena un  “uuua, uuua, uuua, uuua” de concurso televisivo.

           ****

Besos

De estas casualidades de la vida, ha llegado a mis manos un libro curioso.


Se trata del Catálogo de besos, de Raquel Díaz Reguera, y como me ha encantado, voy a compartir con todos vosotros los que más me han gustado. Resulta que no todos los besos son bonitos aunque salgan del mismo sitio. 


Espero que con la gran variedad de ellos que existen, aprendamos todos a apreciarlos, saborearlos y, por supuesto, practicarlos.


Hoy repasamos el BESO QUE NUNCA SE DIO.


Este tipo de beso vive en la imaginación, en el hueco que queda entre los recuerdos de las cosas que nunca sucedieron y los sueños que no sucederán. Es un beso que resiste las embestidas del tiempo, taciturno y fugaz. Suena a acordes menos y aparece en noches solitarias y perdidas o en las horas de defensas bajas.
                                                                                         
Por lo inexistente de su existencia, está hecho de brisa, nunca roza los labios y sin embargo………. Se sirve con salsa agridulce y suele quedar prendido en la solapa de los deseos imposibles.

Una vez que aparece es inútil rehuirle. Es aconsejable dejarlo reposar en la sonrisa, deambular por la casa y que brille en los ojos. Luego se marchará sin dejar rastro. De todas sus modalidades destacamos el “mejor arrepentirse de lo hecho que de lo que nunca se hizo” y el “cuenta pendiente”.

Yo os aconsejo que no dejéis ninguno de este tipo de besos pendiente, mejor llevarse por delante lo que se pueda. 

****