Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2012

Seguir esperando

¿Por qué podemos llegar a sentir temor a pronunciar las palabras “TE QUIERO”?

Tendida en este mundo, veo nubes que dibujan miles de figuras, veo tu cara, hasta un hipotético futuro. Cuando camino, siento el viento en la cara. Pero me gustaría oler tu fragancia.

Incluso a veces, veo un camino que lleva tu nombre, pero desconozco la distancia para llegar ti; a pesar de ello, lo emprendí, convencida de que llegaría.

Pero a pesar de ello, sigo esperando una sonrisa, una llamada, un beso……; y lo peor es que seguiré esperando.

La incertidumbre es fuego ardiente en el corazón. Quisiera escuchar la verdad, la verdad que hay en ti, déjala que llegue a mí. Abre tu alma y deja salir esas palabras para mí; no dejes que muera poco a poco por no saber.

Desde el ruido del mundo, de la piel a lo más profundo. Desde el fondo de mi ser, de mi inútil orgullo, del silencio que hay entre ambos y de estas ganas mías de vivir, me gustaría decirte que todo lo que hay en el fondo.

Si me preguntas el por qué, no sabré que decirte. Si alguna vez te hice sonreír…..Quiero que seas mío; no te cambiaría por ninguno. Por tenerte, hasta desvarío, ¡vamos si desvarío!

Cada día crece más la fiebre que siento por ti, todo ello desde que me enseñaste a sonreír. Imágenes, olores, sonidos que se pierden en la noche, que se fugan con ese traidor que llamamos tiempo...

Y de nuevo ha pasado un largo año, en las puertas de ese día que para mí es como el eco que se repite una y otra vez en un oscuro, silencioso y profundo desfiladero. Si la distancia hace el olvido ¿por qué te siento tan cerca?


Pero a pesar de todo, yo………SIGO ESPERANDO.




Io*


No hay comentarios:

Publicar un comentario