Páginas vistas en total

lunes, 28 de noviembre de 2011

HOY QUIERO CONFESAR

Llevo mucho tiempo con ganas de que todos sepan lo bien que me siento cuando creo estar enamorada, lo bien que me hace estar ilusionada, pues como todo bien sabéis es una sensación tan placentera que realmente te hace estar levitando por los aires y ver todo de un color diferente, hacer frente a los problemas de una manera mucho más positiva, y estar en general, de un ánimo que a todos afecta de una manera u otra.
Por desgracia, yo aún no he tenido esa oportunidad. Nunca he podido plantarme delante de ese “alguien” y decirle “SI, estoy enamorada, y me siento como nunca, como siempre he querido sentirme y quiero compartirlo contigo y con todos”. Nunca he confesado eso a nadie. Como me siento, como soy, que es lo que quiero, que es lo que tengo para dar. Me gustaría decir esas palabras gritándolas al viento y con fuerza.

En realidad, no sé si lo que siento ahora es amor; si no lo es, se le parece mucho. Me gustaría que ÉL se diese cuenta de que yo estoy ahí, que me importa, que me preocupo, que quiero saber de él a todas horas, me gustaría que me sorprenda, contarle cuando me siento alegre, cuando estoy triste, cuando lloro, lo que tengo planeado para los dos.......tantas cosas que confesarle.

Esto es como una noria que no cesa, unos días estamos en lo más alto y quizá en un momento bajamos hasta ultratumba si hace falta.........Las emociones están siempre a flor de piel, algo que nos hace parecer hasta unas locas obsesivas en determinados momentos.

No entiendo a veces, porque todo esto de demostrar los sentimientos y que la otra persona sea receptiva, resulta a menudo tan difícil. Creo que es bien fácil entender cuando alguien te está diciendo, aunque no sea directamente, que le gustas, que se muere por estar contigo, que le encanta tu compañía, hablar contigo, y todas esas cosas. No quiero pensar que haya personas a las que les gusta que le regalen la oreja demasiado, porque si fuese así, no sería tan bonito e improvisado como parecer ser.

Yo creo que cuando alguien te gusta y sientes estas mariposas por el estómago es muy bonito demostrarlo. Yo sigo insistiendo, a mi manera, y unos días mejor.....otros peor, como dice Merche, una de cal y otra de arena. Aunque desde hace unos días la luz parece ha vuelto a lucir fuerte y vibrante en el oscuro horizonte de los últimos tiempos.

No sé si algún día el sol brillará para mí. Hay días en los que pienso que sí, que algún día llegará, y otros en cambio, me digo una y mil veces que no debo seguir así, que lo único que voy a hacer es perder el tiempo y seguir sufriendo a mi manera.

Pero mientras pueda, seguiré intentándolo.........va por tí!!!!

Io*

No hay comentarios:

Publicar un comentario